Los libreros afrontan «con ilusión» la 49º edición de la Feira do Libro

La presidenta de la Federación de Libreiros de Galicia se mostró «contenta por poder sacar los libros a la calle»

F. B.
A Coruña

Este sábado dio comienzo la 49º edición de la Feira do Libro de A Coruña. Desde su inicio, se pudo ver a los primeros clientes acudiendo a las casetas. «Al principio se ha notado cierta tensión —dice Suso Canbón, de Librería Azeta—, pero con las medidas de precaución que se han puesto no debería haber problemas».

Esas medidas de prevención por el covid-19 son la mayor novedad de este año. Además de la petición de mantener la distancia de seguridad de dos metros en todo momento, se ha establecido un sentido único de circulación (desde el edificio de la Delegación del Gobierno hasta La Marina), se ha colocado gel desinfectante a la entrada de cada puesto y se han señalizado líneas rojas en el suelo para marcar la distancia desde donde hay que esperar si en el puesto ya hay otro cliente.

«La gente está siendo muy respetuosa con estas medidas», señala Alicia Alvarado, de la librería A Gata Tola de Santiago de Compostela, quien también asegura que, desde el lado de los libreros, había «cierto miedo, pero no podíamos quedarnos en casa». Con ella coincide Héctor López, de Moleiro editores, que destaca que salen «con ilusión a la calle y deseando que esta feria se convierta en un oasis para que la gente se distraiga».

En esa misma línea, Lola Puerta, de Aenea, comenta que «esta es una ocasión estupenda para empezar a normalizar la situación y que el libro se convierta en un lugar de encuentro saludable». También Laura Rodríguez, editora de Hércules ediciones, explica que «aunque vamos sin ninguna expectativa, sí que tenemos mucha ilusión y ganas de encontrarnos con los lectores». Para Rodríguez, esta feria es una oportunidad para «salir del bucle negativo de los últimos meses».

Esperando a los lectores

Todos los libreros y editores con presencia en la Feria del Libro quisieron destacar la importancia de los lectores en esta edición de la fiesta. Juan Carlos Pérez, de Librería Arenas, resaltaba que «nosotros estamos como todos los años, los libros también y esperamos que la gente responda igual». Para Ismael Cortizas, de las librerías Cortizas de Ferrol, esto será clave porque «vendimos mucho en la primera semana después de la cuarentena, pero luego bajaron otra vez las ventas y se notó que la gente estaba más comedida con sus gastos».

Sin embargo, no todos coinciden en esa bajada de las ventas. José Barreiro, de Komic Libería, aseguraba que «se está vendiendo más desde el confinamiento y eso nos hace pensar que esta feria puede ser tan buena como la de otros años». También Lucía Vila, de El faro de los tres mundos, dijo que están «muy contentos con las ventas», aunque señaló que «el libro infantil es siempre una excepción y se vende bien». Para Ana Piñeiro, de Nobel Coruña, las ventas se mantendrán porque «han salido muchas novedades de golpe que no se sacaron antes por la pandemia y eso ha hecho que la gente esté muy animada».

La inauguración

A media mañana tuvo lugar el acto de inauguración de la feria, en el que estuvieron presentes distintas autoridades. En primer lugar, Pilar Rodríguez Álvarez, presidenta de la Federación de Libreiros de Galicia, quiso destacar que «el covid-19 asestó un golpe durísimo a todo el tejido cultural, pero, al mismo tiempo, los libros nos han ayudado a llevar mejor el confinamiento y ahora es el momento de ayudar a los libreros». Después, Suso Souto, diputado de Cultura, incidió en «lo agradable y necesario de encontrarse de nuevo con los libros en la calle».

Por su parte, Anxo Manuel Lorenzo, director general de Políticas Culturales, pidió a los lectores que «respondan con el mismo entusiasmo con el que las librerías y editoriales han preparado este encuentro». La concejala de Innovación, Eva Martínez, puso especial énfasis en que «el virus sigue aquí» y recordó las medidas de seguridad de esta edición.

Por último, la escritora coruñesa Érica Esmorís fue la encargada de cerrar el acto de inauguración. Esmoris habló entonces de cómo vivió ella sus primeras ferias del libro cuando era niña y dijo que la palabra que mejor las describe es «infinitas». Además, quiso comparar la feria con la emoción de una cita a ciegas en la que no sabes qué te vas a encontrar. «Sin duda esta será una edición distinta», terminó.

Críticas al Concello

El portavoz de Marea Atlántica, Iago Martínez, animó este sábado a todos la ciudadanía a acudir a la Feira do Libro, pero lamentó la «escasa participación del gobierno municipal». Para Martínez, «nun momento tan duro para o sector cultural e diante das restrición que merman as posibilidades nos eventos de pública concurrencia, era o momento de facer cambios, explorar fórmulas innovadoras e dar apoio ás librarías para facer máis atractiva a súa presenza na feira».

Algunos libreros presentes en la feria también se mostraron en esta misma línea. Fue el caso, por ejemplo, de Juan Carlos Sanmiguel, de Alita Cómics, quien señaló que «el Ayuntamiento se podría haber involucrado más en la feria poniendo más publicidad en las calles para impulsarla».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los libreros afrontan «con ilusión» la 49º edición de la Feira do Libro