Las firmas que quieren salvar la casa Carnicero

Una campaña trata de impedir que la joya modernista coruñesa sea reducida a escombros

carnicero

«Desde Art-Nouveau Coruña me puse en contacto con distintos organismos relacionados con patrimonio en Galicia para intentar preservar la casa Carnicero, que se consolide su ruina, se rehabilite, no se tiren los restos y sirva de precedente para tener más cuidado con el resto de nuestro patrimonio y que esto no vuelva a suceder», explica Alberto Fuentes-Valcárcel, promotor de la iniciativa Modernismo de A Coruña.

Después de contactar con el Ayuntamiento de Oleiros, la comisión de cultura de la Escola Técnica Superior de Arquitectura (ETSAC), la del (Colexio de Arquitectos de A Coruña), la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU), la Consellería de Cultura e Turismo, Apatrigal, Hispania Nostra y la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural de la Xunta, el arquitecto radicado en A Coruña ha lanzado una campaña de recogida de firmas online

«El incendio destruyó todo el juego de cubiertas que caracterizaban a la casa, dejándonos un cascarón vacío definido por sus muros perimetrales. Se empezó diciendo que el Ayuntamiento de Oleiros tenía la intención de quedarse la casa si se podía rehabilitar  y que para ello el arquitecto municipal iba a valorar su estado actual debido al riesgo que corría de colapsar. Pocos días más tarde, el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, anunció en los micrófonos de Radio Voz que la "Casa Carnicero será demolida". Fue en este momento cuando desde la página de difusión del modernismo coruñés Art-Nouveau Coruña nos movilizamos para frenar este atentado irreparable a nuestro patrimonio, y la desaparición un elemento patrimonial en un estilo tan altamente escaso como es el modernismo», anuncia la iniciativa.

Efectivamente, el informe del arquitecto municipal concluyó después de la entrevista en Voces de A Coruña que el inmueble es irrecuperable y que será reducido a escombros. Un destino que trata de evitar esta campaña. 

Otro golpe a uno de los iconos creados por el genio de la arquitectura gallega Rafael González Villar ( A Coruña, 1887-1941) cuyas obras han sido, en buena medida, tan injustamente maltratadas. El caso más famoso y polémico fue la demolición del edificio Castromil en 1977 en Santiago de Compostela. Su obra maestra se tiró por iniciativa municipal para construir un aparcamiento subterráneo en la plaza de Galicia pese a la fuerte oposición, con manifestaciones incluidas, de los arquitectos gallegos. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Las firmas que quieren salvar la casa Carnicero