El nuevo cruce de la ronda de Nelle estará listo en los primeros días de septiembre

Las obras tenían un plazo de ejecución de doce meses pero acabarán en siete


a coruña / la voz

A finales del pasado mes de enero comenzaban los trabajos previos de la obra de demolición del viaducto de la ronda de Nelle, reclamada desde hace decenios por los vecinos de esa zona y a la que se le estimaba un plazo de ejecución de un año.

Salvo imprevistos de última hora, los trabajos estarán terminados en la «primera semana de septiembre», explican fuentes municipales. De esta manera, el nuevo cruce entre la ronda de Nelle y la avenida de Finisterre quedará listo en apenas siete meses.

En estos momentos los trabajos se centran en la acera más cercana al carril en dirección a San Pedro de Mezonzo, margen en el que además de contar con una acera más ancha que la anterior también se incluirá un carril bici.

La previsión es que en poco más de un mes la obra pueda estar finalizada por completo y que esta zona de la ciudad pueda estrenar su renovada imagen ya sin el viaducto, que había sido inaugurado en el 1978.

Precisamente fue en la eliminación del puente una de las fases en las que se ganó más tiempo con respecto al plazo de ejecución inicial.

La estimación indicaba que en el derribo se emplearían dos meses, mientras que finalmente fueron apenas dos semanas gracias al método empleado por la empresa adjudicataria por medio de dos excavadoras de gran tamaño que se encargaron de echar abajo la estructura cortándola en 16 piezas.

 

La pandemia casi no afectó

La duración de la obra podría haber sido todavía menor de no ser por la irrupción de la pandemia, motivo por el que los trabajos se llegaron a parar durante unos días por orden del Gobierno central durante el período de confinamiento.

El coronavirus no tuvo una gran influencia sobre los trabajos, aunque obligó a «tomar decisiones rápidas», apuntan fuentes municipales, alrededor de algunos aspectos como el arbolado que ya se encuentra plantado en la acera más cercana al carril que conduce hacia Riazor. Esta actuación fue licitada por el anterior gobierno local al borde de las elecciones municipales del año pasado y adjudicada y ejecutada por el actual ejecutivo.

Además de eliminar el viaducto, se aprovechó la obra para crear un espacio más favorable a los peatones en la zona. Así, los tramos de acera más estrechos tendrán un ancho de metro y medio, mientras que en el resto de zonas será mayor y alcanzará en algunos puntos los 3,5 metros.

Los ejemplares de arbolado ya plantados serán otro de los elementos que contribuyan a crear un entorno más amable para los peatones y los habitantes de la zona, que también verán como la actuación incluye la instalación de algunos bancos de piedra y también aparcamientos de bicicletas, algunos particulares y otro perteneciente a la red municipal de BiciCoruña.

Con la desaparición del viaducto también habrá novedades en el tráfico, la principal que el cruce estará regulado por semáforos. Además, estarán prohibidas algunas maniobras que hasta ahora se podían realizar, como circular por la ronda en dirección a Riazor y girar hacia la avenida de Finisterre, o conducir en la dirección opuesta y realizar un cambio de sentido, tal y como se podía hacer antes bajo el viaducto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El nuevo cruce de la ronda de Nelle estará listo en los primeros días de septiembre