Un pavoroso incendio destruye una joya arquitectónica en el puente de A Pasaxe

A. Mahía / L. Cancela / A. G. Chouciño / M. Valiña A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

La casa Carnicero, construida en 1916, llevaba varios años abandonada y sospechan que había un okupa. Oleiros redactará un informe técnico sobre el estado de la casa Carnicero, que indicará si cabe rehabilitación

17 jul 2020 . Actualizado a las 21:02 h.

La joya arquitectónica que desde hace más de un siglo permaneció erguida en el límite entre los municipios de A Coruña y Oleiros, en el puente de A Pasaxe, es hoy un montón de ceniza. Hicieron falta miles de litros de agua y el intenso trabajo de los bomberos de los parques de Arteixo y Betanzos, así como de los miembros del Servicio de Emergencias Municipal de Oleiros, para apagar las llamas que anoche devoraron por completo el inmueble.

La conocida como casa Carnicero, una vivienda de tres plantas construida a principios del siglo pasado a la entrada de Perillo, llevaba más de un decenio abandonada. Los vecinos sospechan que recientemente entró en ella un okupa para quedarse. De hecho, no sería la primera vez. Ya hace algunos años la policía tuvo que desalojar a un grupo de personas que allí vivían. «Una casa abandonada, sin electricidad, no arde por las buenas», decía Alfonso Marcos, uno de los residentes del edificio contiguo —el número 393 de la avenida das Mariñas, de 8 plantas y 32 viviendas—, que como el resto de sus vecinos tuvieron que ser desalojados. El bloque está a escasos tres metros de la casa calcinada.

El incendio se originó a las 21.00 horas y los bomberos no se hicieron con él hasta una hora y media después. El resto del trabajo consistió en derribar las partes con riesgo de desplome. Que fueron pocas porque la casa quedó completamente derruida. Apenas tres paredes.