Pablo Casal en la sede de Asperga: «Cualquier ayuda a estos colectivos es poca»

El director xeral de Orientación de la Xunta ha querido destacar «la importancia de la vinculación entre asociaciones como esta y el tejido empresarial de Galicia»

Pablo Casal durante su visita a la sede de Asperga en A Coruña
Pablo Casal durante su visita a la sede de Asperga en A Coruña
T. R.
A Coruña

El director xeral de Orientación y Promoción laboral de la Xunta, Pablo Casal, visitó esta mañana a varios alumnos del Programa Integrado de Emprego (PIE) de la Asociación Síndrome de Asperger Galicia (Asperga) en A Coruña. En su encuentro con los responsables del centro, trabajadores y tres usuarios, Casal ha querido conocer de primera mano cómo van a desarrollar su servicio de integración laboral, que consiguió hace unos días una de las 270 subvenciones de la Xunta destinadas a la contratación de orientadores laborales.

Tras hablar con ellos, Casal ha asegurado que se ha llevado «una impresión muy buena» y ha querido destacar «la importancia de la vinculación entre asociaciones como esta y el tejido empresarial de Galicia». En este sentido, el director xeral de Orientación ha añadido que «desde la Xunta estamos convencidos de que cualquier ayuda presupuestaria que se haga a este tipo de colectivos es poca y seguiremos apostando por la orientación laboral como un servicio para facilitarla inserción laboral de estas personas».

Por su parte, desde Asperga dicen estar muy contentos por la ayuda, ya que el fin de la asociación no es solo la contratación de los usuarios sino también la inserción real en las empresas. Para ello aseguran que es necesaria una «labor pedagógica dentro de las empresas u organizaciones». «Se está desperdiciando mucho talento por una discapacidad que está en un papel», advierten. 

En Asperga explican que es cierto que los trabajadores con Asperger necesitan una «adaptación por parte de la empresa, pero es como poner una rampa». «Mucha gente piensa que las personas con Asperger tienen una discapacidad intelectual, pero no es así», explica Yago Lage, trabajador social en Asperger. «Ellos te lo explican diciendo que se sienten incómodos en ciertas situaciones; si nosotros tenemos un cerebro neurotípico, ellos lo tienen neurodiferente».

«Es un colectivo muy vulnerable a nivel laboral», asegura Susana Basterrechea, responsable de comunicación de Asperga. Por eso dicen que su objetivo. «No solo hay que ayudarles a conseguir trabajo, sino también a mantenerlo; hay que acompañarles en todo el proceso», sentencia Marisol García Penalta, directora del centro.

Las dificultades para trabajar

Durante la visita, Pepo, Miguel y Jorge, tres usuarios del centro, le han contado a Pablo Casal sus experiencias en el mundo laboral. Pepo es ingeniero de caminos, pero ahora se está preparando unas oposiciones «más generales». Pepo cuenta que, cuando le diagnosticaron el síndrome de Asperger con 26 años, «fue un alivio, porque ya sabía por qué era diferente». Desde entonces, no ha querido esconderlo y ha participado en varias charlas para dar a conocer su «diferenciación».

«Al ser una condición invisible, sus compañeros de trabajo no saben lo que tienen delante ni cómo enfrentarlo», explica Yago. Eso es lo que causa la mayoría de problemas.

Para Miguel, venezolano residente en España desde hace unos meses, el diagnóstico significó «aprender a vivir otra vez». Hace unas semanas, Miguel ha terminado un ciclo de mantenimiento electrónico y ha sacado un 10. Está esperando que le dejen empezar sus prácticas, que se han visto retrasadas por el coronavirus.

Jorge fue diagnosticado con Asperger cuando era más pequeño y reconoce que eso ha hecho que para él todo sea un poco más fácil. Ahora está estudiando un ciclo superior en Administración y Finanzas.

Pablo Casal: «Es importante que los trabajadores se vayan reciclando»

c. porteiro

El Director Xeral de Orientación Laboral de la Xunta cree que el envejecimiento que sufre Galicia abre la puerta a nuevos nichos

Convertir la crisis en una oportunidad. El envejecimiento que sufre Galicia abre la puerta a nuevos nichos: «El sector sociosanitario y la atención a dependientes son muy pujantes», asegura el Director Xeral de Orientación Laboral de la Xunta, Pablo Casal.

-¿En qué sectores se concentra la mayor demanda de profesionales?

-En la industria 4.0, pero se cubren con facilidad. Suelen ser técnicos de electricidad, programadores informáticos, delineantes y diseñadores industriales, técnicos en operaciones de sistemas informáticos, técnicos de procesos, ingenieros industriales y de producción, analistas, programadores y diseñadores de web multimedia. Esas son las nueve profesiones que más se demandan en Galicia y donde hay más déficit de oferta.

Seguir leyendo

También en A Coruña

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pablo Casal en la sede de Asperga: «Cualquier ayuda a estos colectivos es poca»