Quedamos en las Ostras

Para los pequeños de la familia la Bodeguilla de Padre Feijoo se convirtió en los Callos. No hay nada que les gustase más que la tapa de los domingos.


Hace unos 11 años, oí hablar de las Ostras por primera vez. «Quedamos en las Ostras», dijeron mis amigas. Era una de esas cañas con tapa para volver cenadas a casa, recién aterrizada en la ciudad. Aquel local de la calle Padre Feijoo no se llamaba así, pero para mis amigas el nombre estaba claro. Al parecer, en el principio de los tiempos, alguna vez ofrecían ostras. Tengo que decir que en este tiempo, no he probado una sola ostra allí. Pero el apodo se quedó con la pandilla. Y los pollos pegadizos lo adoptaron con normalidad, aunque tampoco cataran una ostra en su barra.

Con los años, para los pequeños de la familia se convirtió en los Callos. No hay nada que les gustase más que la tapa de los domingos. Creo que el niño aprendió a pedir callos antes que a decir gracias. Pero con su lengua de trapo preguntabas «¿vamos a tomar callos?» y él decía, feliz «¡con mi amigo!». Porque el camarero que nos atendía cada domingo se había convertido en eso. Cuando aún nos abrazábamos sin miedo, entraba corriendo y se lanzaba a los brazos de su amigo. Y le pedía unos callos, claro, que comía como si en casa no le hubiésemos dado el desayuno.

Habrán pasado ya cuatro meses desde los últimos callos y el último abrazo. Pero no sabíamos que era el último de verdad. Aquellas Ostras y luego Callos en los que las tres nos reímos, hicimos planes, arreglamos nuestras vidas, y comimos todos los champiñones rebozados que se puedan imaginar, en el que celebramos nuestra diminuta boda, era la Bodeguilla de Padre Feijoo. Ni siquiera sé cómo se llama el camarero. Pero ojalá el retaco pueda darle un abrazo más, que no sea el último, y ahora que sabe, le dé las gracias por tanto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Quedamos en las Ostras