A Coruña

Si pasear este festivo de San Xoán por A Coruña ya se hacía raro por la ausencia de celebraciones a causa del covid-19, había que sumar que los tradicionales carteles de rebajas ya hacían acto de presencia en muchos escaparates del centro de la ciudad.

La campaña se adelanta este año con la esperanza de activar el consumo y reactivar unas ventas que llegaron a caer hasta el 31,5 % en abril por el cierre de tiendas por la crisis sanitaria. Un esfuerzo del sector textil que comienza con unos descuentos bastante agresivos, en muchos casos bastante superiores a otros años. En la calle real se podían ver saldos de hasta el 75 %.

Cola para pagar en el Zara de la calle Compostela
Cola para pagar en el Zara de la calle Compostela

Colas correctamente formadas y respetando la distancia de seguridad en la tienda insignia de Zara de la plaza de Lugo. La decisión del grupo Inditex de adelantar las rebajas este verano a raíz de la pandemia ha sido bien recibida entre el público, que sale del confinamiento con ganas de aprovechar los descuentos. La imagen inusual de clientes tocando menos que de costumbre las prendas y evitando las aglomeraciones se repite en los establecimientos que dan a la icónica plaza comercial de A Coruña.

Las mascarillas son una imagen más de estas rebajas que no han esperado al 1 de julio. En otras tiendas, como la catalana Mango, que en el centro de A Coruña está en el Obelisco, hay menos colas ya que los descuentos arrancaron una semana antes, desde el jueves pasados.

Desde la gallega Adolfo Domínguez y multinacionales como la sueca H&M optaron por la misma estrategia en un intento por salvar la campaña de verano.

«Nuevos tiempos. Nuevas rebajas» es el lema de El Corte Inglés. Como Inditex, también ha fijado en este jueves el inicio de la etapa de promociones con descuentos de hasta el 60 % desde el primer día. En el centro de Ramón y Cajal de A Coruña, también había filas antes de las 10.00 de la mañana. Dentro de las tiendas del centro comercial la imagen está muy alejada de ser la de los empujones de antaño y las prendas esparcidas por los estantes. «Vengo a echar un vistazo, porque me gusta ver las telas, pero también es cierto que cada vez compro más online y ayer por la noche ya tenía listo el carrito en la web», dice una de las primeras compradoras de Massimo Dutti, en la plaza de Lugo, esta mañana.

No fueron los únicos, el pequeño comercio también se suma a unos saldos más agresivos este año con descuentos del 50 % desde el primer día.

La estrategia de los grandes arrastra a los pequeños para salvar la campaña

El covid lo ha cambiado todo, incluidos los hábitos de consumo. Las ventas online van a ser más que nunca la plataforma estrella para dar salida a las prendas y al calzado de primavera y verano sin vender por el encierro. En el caso de las tiendas pequeñas o de las franquicias, muchas regentadas por autónomos, se han visto obligados a seguir el ritmo que marcan los grandes. «No queda otra. Tenemos algunos descuentos desde hace unos días, algunos del 50 % en vestidos de fiesta. Se vende más sport, sí, pero, ni con rebajas esto se recupera. Son dos meses perdidos y el producto se tenía que haber vendido con los precios originales», admite Rosa, al frente de la boutique Teria Yabar en Teresa Herrera.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Así son las rebajas poscovid en A Coruña: con distancia social y por adelantando