Una explotación ganadera sufre dos ataques de lobos en tres días

Azucena Guerreiro ha perdido cuatro terneros, el último en la madrugada de este martes


Aranga

El pasado fin de semana, Azucena Guerreiro, vecina del solitario lugar de Valló, situado entre los montes de Aranga, descubrió tres terneros comidos por lobos, según le confirmaron los técnicos de Medio Ambiente. «Cuando son perros salvajes no suelen devorar tanto, y por lo que vieron están convencidos de que sí, son lobos», explica la mujer. Los ataques se volvieron a producir en la madrugada del martes. «Otro becerro más, ya van cuatro, pero esto ha sido curioso», dice la ganadera. Tras descubrir el cadáver, ella y su familia se desplazaron ayer por la mañana a la localidad de Curtis para hacer gestiones y, aquí viene lo curioso, cuando regresaron, los restos de la última víctima ya no estaban. «Muy hambrientos deben de andar, esto no lo habíamos visto nunca», razona Guerreiro, quien no sabe cómo proteger sus 70 vacas y 25 terneros.

Su finca tiene una densa red de valla de dos metros de altura. La extensión es muy amplia y, presumiblemente, los lobos acceden excavando en algún punto de terreno más blando. «Que vengan tan seguido ya da miedo», dice la mujer, experta en estos episodios. «De ovejas ya perdí la cuenta de las que me mataron y nunca cobré nada».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una explotación ganadera sufre dos ataques de lobos en tres días