El barrio de las Flores, Os Castros y Elviña, las zonas donde más niños saldrán a pasear

Entre los diez distritos que componen la ciudad hay tres que apenas superan el millar de residentes menores de 14 años


a Coruña / la voz

El domingo está marcado en el calendario de muchos menores de 14 años y también en el de sus padres. A partir de ese día podrán salir a pasear cumpliendo ciertas normas, como no alejarse más de un kilómetro de su domicilio y mantener la distancia de seguridad. En algunas zonas de A Coruña será más fácil que en otras guardar esos dos metros aconsejables. El distrito 7 de la ciudad, que engloba al barrio de las Flores, Elviña y Os Castros, es el que más niños acoge, con un total de 6.140, según los datos más recientes publicados por el Instituto Galego de Estatística (IGE)

En el informe también se diferencian tres franjas de edades. En este caso, el grupo mayoritario es el de aquellos que tienen de 5 a 9 años (2.139), seguido por el de entre 10 y 14 (2.061) y, por último, el que va de los 0 a los 4 años (1.940). La situación opuesta se puede encontrar en el distrito 1 (Ciudad Vieja, Pescadería y el Orzán), en el 8 (Eirís, Santa Gema y A Zapateira) y en el 10 (Bens, Sardiñeira y A Silva). En estas tres zonas de la ciudad herculina apenas se supera el millar de residentes menores de 14 años.

De 2.000 a 5.000

Los barrios de Riazor, Labañou y Los Rosales integran el distrito 5 de A Coruña, el segundo con más población infantil al superar los 4.600 niños. En este caso, el grupo más numeroso es el que se enmarca en la franja de los 10 a los 14 años. Superando los 3.000 residentes menores de 14 están los distritos 3, que abarca entre Durán Loriga y San Diego, y ya más ampliamente el 2, que comprende Monte Alto y Adormideras.

Muy cerca se sitúan en el ránking las zonas de Palavea, Mesoiro y Feáns, con 2.999 niños contabilizados en los datos más actuales ofrecidos por el IGE, y el distrito 4, integrado por Os Mallos, la Sagrada Familia y Santa Margarita, con 2.943. Por encima de los dos mil también está el distrito 6, Agra del Orzán, al acoger a 2.667 menores de 14 años.

«El domingo aprovecharemos para estirar un poco las piernas»

María José Otero es una coruñesa que asegura, en relación al confinamiento, que sus hijos «lo están llevando muy bien. Tienen su rutina diaria y están potenciando su imaginación, por ejemplo, con la repostería y la cocina, y haciendo todo lo que no se puede hacer habitualmente por falta de tiempo».

Alba Martínez tiene 13 años y su hermano Ernesto 14. «Podremos salir de casa y el domingo aprovecharemos para estirar un poco las piernas. Vivimos al lado del paseo marítimo y seguramente bajaremos hasta allí», comenta María José.

A pesar de que disfrutarán de la medida aprobada por el Gobierno central, Otero afirma que sus hijos «no sienten angustia por pisar la calle. Puede que en el caso de pequeños de 5 o 6 años sea diferente». Como la mayoría de la población, y más a esas edades, María José explica que lo que más echan de menos sus hijos son «las relaciones sociales. Lo que más quieren es ver a sus amigos, pero es momento de aprender a gestionar las emociones».

Tanto Otero como su marido trabajan y reconocen que son afortunados: «Ernesto y Alba tienen acceso a la tecnología y gracias a los teléfonos móviles pueden seguir en contacto con sus compañeros y se adaptan a eso. Los niños están siendo unos campeones, y se ve en todas partes. Los papás y las mamás podemos estar orgullosos».

Manuel Fernández Blanco: «Es probable que algunos prefieran quedarse en casa si no van a salir con sus amigos»

F. Brea

Dedicado durante 30 años a la salud mental infantil, el psicólogo advierte que el encierro cobija una gratificación para los niños, porque seguramente nunca pasaron tanto tiempo con sus padres

Tras más de 30 años dedicados a la salud mental infantil, Manuel Fernández Blanco es una voz autorizada para opinar. El psicoanalista cree que «los niños están demostrando una madurez encomiable frente a esta situación. La mayoría la entiende y es responsable y la lección que nos están dando a su nivel es una cuestión a considerar». 

Fernández Blanco ve en el confinamiento de los más pequeños dos aspectos: «Por un lado está la parte más penosa de no poder salir, y por otro, una gratificante, porque seguramente nunca pasaron tanto tiempo con sus padres. Algunos ya preguntan si una vez pasada esta etapa van a seguir haciendo las mismas cosas juntos».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El barrio de las Flores, Os Castros y Elviña, las zonas donde más niños saldrán a pasear