Dolores Cabrera: «Esto es peor que una guerra»

Loreto Silvoso
LORETO SILVOSO A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

Suya fue durante 20 años la Escuela de Lolita en A Gaiteira. Cumplió los 90 confinada

19 abr 2020 . Actualizado a las 14:38 h.

Confinada como todos, pero acompañada por su familia, Lolita Cabrera (A Coruña, 1930) cumplió los 90 años el pasado lunes en su casa de A Gaiteira.

-¡Feliz cumpleaños, Lolita!

-¡Muchas gracias!

-¿Cómo se siente?

-Me siento bien, porque estoy con mi hija y con mi hijo. También tengo otra hija, pero ella vive con su familia. Y luego tengo una nieta que está en Alemania.

-Habrá caído una videollamada grupal para celebrarlo, ¿no?

-Sí, fue muy bonito. Estábamos todos. Hasta se puso mi nieta desde Alemania [es ingeniera en Stuttgart] y la otra hija, con mis dos nietos, que viven en la calle de La Merced. Así que estoy muy feliz, muy bien.

-¿Cómo lleva lo de no poder salir de casa? ¿Se le hace duro el confinamiento?

-Yo lo llevo bien, porque ya no era de andar mucho. Lo que hacía era ir a tomar un café con mis amigas todas las tardes, pero por la mañana ya no salía de casa.

-¿A qué hora se levanta?

-A las diez y media.

-¿Cómo pasa las mañanas?

-Soy suscriptora de La Voz de Galicia desde hace muchísimos años; ya lo eran mis padres. Así que, entre que leo el periódico y oigo RadioVoz, se me va pasando la mañana.

-Y por la tarde, entonces, a darse un garbeo por A Gaiteira.

-Antes del confinamiento, bajaba sobre las siete y volvía sobre las nueve y media, o las diez. Si, yo nací aquí en A Gaiteira y he vivido toda la vida en este barrio. Siempre por aquí.

-¿A que se dedicó?

-A dar clase... Y a cuidar a mis hijos, a nada más.

-Y a nada menos. Porque usted dirigió una escuela en A Coruña.

-Sí, yo tuve un colegio, le llamaban la Escuela de Lolita. Lo tuve abierto durante veinte años.

-¿Dónde estaba?

-En la calle Poeta Trillo Figueroa, en la casa de mis padres, que era donde vivía yo. Estaba en una habitación en la misma casa.