Científicamente estamos preparados


El SARS-CoV-2 es un virus nuevo, que científicamente nos obliga a pensar diferente, pero la pregunta es: ¿estamos preparado para ello? El médico y fisiólogo húngaro Albert Szent-Gyorgyi, premio nobel de medicina en 1937 por sus trabajos de investigación relacionados con la vitamina C, acuñó la frase «investigar es ver lo que todo el mundo ha visto y pensar lo que más nadie ha pensado» y puedo afirmar que, en eso nos encontramos actualmente casi todos los profesionales dedicados a la ciencia.

También puedo afirmar, sin miedo a equivocarme, que para «pensar lo que nadie más ha pensado» nunca en la historia de la humanidad hemos tenido tantos profesionales de diferentes disciplinas como matemáticos, epidemiólogos, ingenieros informáticos, físicos, químicos, etc. incorporados en nuestros institutos de investigación y tan cerca del paciente y del médico.

El Inibic, como centro de investigación del Área Sanitaria de A Coruña, cuenta con investigadores y plataformas tecnológicas sobradamente capacitadas para asumir este desafío. Grupos de investigación como el de microbiología, enfermedades infecciosas o informática cuentan con un alto prestigio científico en el ámbito nacional e internacional. En situación similar se encuentran el biobanco y las plataformas de bioinformática, genómica y proteómica. Todos esto, unido a los excelentes profesionales del Chuac, permitirán generar y analizar los datos clínicos y moleculares de los pacientes con la finalidad de obtener resultados consistentes para prevenir y mejorar el tratamiento de la enfermedad COVID-19 y superar la pandemia.

Desde la Agencia Gallega del Conocimiento en Salud (ACIS) se nos ha solicitado a los tres Institutos de Investigación Sanitaria de Galicia, que incorporemos nuestros medios técnicos y a nuestros investigadores al servicio de la clínica. Esto es una buena iniciativa que permitirá a los hospitales ampliar los recursos de los que dispone y a nuestros científicos ampliar conocimiento sobre algo tan desconocido.

En los últimos días, el ISCIII (Instituto de Salud Carlos III) y la GAIN (Agencia Gallega de Innovación) han publicado dos convocatorias para financiar proyectos de investigación que promuevan el conocimiento sobre el SARS-CoV-2 y la enfermedad COVID-19 así como su impacto en las personas infectadas, con el objetivo de contribuir a un manejo eficiente del paciente. Agradecemos estas iniciativas, porque es una excelente oportunidad para rentabilizar el enorme trabajo y esfuerzos que se está haciendo en el sistema sanitario español y gallego. En este sentido, es indispensable la creación de una base de datos que recoja, de manera protocolizada, la información clínica y molecular de todos los pacientes que se diagnostiquen de COVID-19.

Científicamente, aparecen muchos problemas, algunos se van solucionando, otros constituyen todavía un desafío que tardarán semanas/meses en solucionarse. Pero recuerden, aquellas sociedades que cuentan con una ciencia más avanzada serán capaces de superar antes y mejor esta pandemia; Galicia y España están entre ellas. Espero que esta dramática situación que estamos sufriendo sirva para darnos cuenta de que no podemos relajarnos y que debemos potenciar y apoyar la investigación lo más cerca del paciente posible. La investigación puede y debe ayudar mucho en estos momentos y los investigadores estamos listos y preparados para ello.

Y por favor recuerda «#yomequedoencasa».

Por Francisco J Blanco Director científico del Inibic (Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña) . Reumatólogo del CHUAC y profesor titular de la UDC.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Científicamente estamos preparados