La pasión de un hombre que espera

La nueva novela del doctor en Psicología Luis Rodríguez Cao es un lienzo en el que se dibujan los grandes temas de la vida


Un hombre. Un hombre sentado en la cafetería de un viejo hotel frente a la bahía es la expresión de la espera, y la imagen con que empieza la última novela de Luis Rodríguez Cao, doctor en Psicología, responsable del área de Superdotación Intelectual de A Coruña, y autor de Para que la sombra no sea. Evocadora y poética, con una lluvia de preguntas y personajes como incógnitas, aferrada a la búsqueda metafísica y la exploración de la verdad y el amor de Sándor Márai, Un hombre -un hombre que espera una última cita con su amante- nos enfrenta al balance de una vida, al peso de la infancia y el recuerdo de una mujer, Elizabeth, en un lienzo de formas más insinuadas que concretas. El apego a la tierra, el fluir del tiempo y los matices de la luz sobre un paisaje de mar y ciertos rincones de la memoria, son los protagonistas en esta acuarela de palabras que nos adentra en el corazón de un niño sensible, con vocación por la pintura, fascinado por el mundo que se abre más allá de un destino forjado en la miseria. El padre minero, el hermano que repite modelo y oficio, una madre que es «consuelo, palabra serena, abrazo, una vida para los hijos» cobran vida en trazos delicados y seguros en esta historia con un viaje que lo cambia todo. Pero la belleza de Un hombre está en su pausa, en la mirada atrás y la voluntad de examinarse y ajustar cuentas con la memoria. «La vida es un paréntesis, es la realidad de las vidas anónimas». Aquí Un hombre ante una pasión que se lee en una tarde, pero puede durar buena parte de una vida.

Luis Rodríguez Cao: «El amor no siempre acaba mal»

JORGE CASANOVA

El psicólogo y escritor presenta su última novela, «Un hombre», mientras reflexiona, entre otras cosas, sobre el motor creativo que supone la tristeza

Luis Rodríguez Cao (Meira, 1957) tiene un voz chill out capaz de atemperar, al menos aparentemente, cualquier estado de ánimo. Nos encontramos en una céntrica cafetería de A Coruña para comentar su último libro, el décimo, Un hombre (Guiverny), pero también sus 20 años como responsable provincial de los niños con altas capacidades y las cosas de la vida, de las que Rodríguez parece saber mucho.

-Empecemos por el libro. ¿Qué ha escrito?

-Una novela corta, reflexiva que compagina tres temas: el desamor (y por tanto el amor), la soledad y la infancia. Yo lo calificaría como un vals triste. Con un toque de erotismo final.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La pasión de un hombre que espera