Cuatro alcaldes no han conseguido en 16 años abrir los muelles urbanos de A Coruña

Eduardo Eiroa Millares
Eduardo Eiroa A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

El puerto exterior, operativo desde el 2012, no ha supuesto cambio alguno en la urbe

29 feb 2020 . Actualizado a las 21:06 h.

El puerto de A Coruña creció sin detenerse durante todo el siglo XX. En los años ochenta se construyó su último gran muelle, el del Centenario. En esos años se empezó a ver que A Coruña no tenía más sitio para extender su puerto, y también que este, con actividades molestas, debería trasladarse y, sobre todo, se empezó a ver que sacar el puerto de la ciudad permitiría recuperar el mar para la urbe y sus vecinos y concebir un nuevo centro urbano con una calidad urbanística similar a la que se estaba desarrollando en viejos muelles de Europa reconvertidos en barrios.

El puerto exterior fue una idea más que acariciada de los años noventa. En el 96 se iba a construir sobre las Yacentes, para ubicarse después en Bens. Iba a costar 100.000 millones de pesetas.

El Prestige precipitó las cosas y facilitó que la ansiada financiación llegase. Gobernaban Francisco Vázquez (PSOE) en A Coruña y Aznar (PP) en Madrid, y aquel nuevo puerto se puso en marcha. Con las obras nació también un convenio (2004) que a día de hoy no ha sido todavía revisado. Más allá de las críticas por la edificabilidad prevista, lo cierto es que han pasado 16 años desde entonces sin que se hayan actualizado unos planteamientos que, solo con los cambios vividos a nivel de movilidad y de diseño urbano en la última década, se han quedado obsoletos.