«Pero... ¿para esto hace falta receta?»

Farmacéuticos, médicos, podólogos y odontólogos lanzan una campaña contra la automedicación


a coruña / la voz

No hace muchos años, y aún se sigue viendo en nuestros días algún ejemplo, gran cantidad de ciudadanos acumulaban medicamentos en casa. Quien más y quien menos almacenaba en un cajón o dos decenas de cajas de fármacos que fueron reuniendo a lo largo de los años y de sus achaques. Se presumía incluso de tener una botica en la mesilla de noche o en el estante bajo la cubertería. ¿Me duele la cabeza? «Pues ahí tengo la pastilla adecuada». ¿El crío tiene molestias en el estómago? «Nada, le doy esto que me dieron hace dos años y que tan bien me fue». ¿La vecina tiene síntomas de gripe? «No te preocupes, que debo de tener algún antibiótico por ahí que me sobró cuando Aznar era presidente». No son frases inventadas. Son verdades como puños que reflejan una realidad contra la que los profesionales sanitarios llevan años luchando y ahora se han unido para impulsar una campaña con el objetivo de que la gente tenga «cabeciña». Que sea consciente de que los medicamentos los tiene que prescribir y recetar un médico, y dispensarlos un farmacéutico. Que cualquier otra cosa que no siga ese camino, no es ya que seguramente no le sirva para nada al paciente, sino que puede poner en riesgo hasta su propia vida.

El lema de esta campaña iniciada estos días por los colegios oficiales de médicos, odontólogos, podólogos y farmacéuticos de Galicia no puede ser más apropiado: «Pero... ¿Para esto hace falta receta?». Esta pregunta se escucha a diario en las boticas. Según un estudio, casi el 90 % de los farmacéuticos de la provincia recibe todos los días peticiones de medicamentos sin receta. Y claro, la respuesta del paciente casi siempre es la misma. Con cara de asombro, espetan: «Pues nunca me la habían pedido», «aún no me ha salido», «pero si solo es para un dolor de cabeza y el precio es barato...». Los farmacéuticos tienen que escuchar de todo y muchas veces el cliente se va ofendido.

Para que cambiar esta vieja costumbre que se agigantó antes de la llegada de la receta electrónica, el objetivo de la campaña es dar a entender al paciente la importancia de tomar aquellos medicamentos que así lo requieran siempre bajo prescripción médica.

Seguridad para el paciente

Las cuatro profesiones -prescriptores y dispensadores de medicamentos de uso humano- mostraron su cohesión y todo su empeño en avanzar para que a nivel social se entienda que esta norma aporta seguridad para el paciente.

Así que desde ya el colectivo farmacéutico coruñés hará un importante esfuerzo de difusión de los mensajes de esta campaña, denominada «Siempre con receta», y que alude a los comentarios de algunos pacientes para no presentar la receta médica legalmente exigida para determinados fármacos.

Los medicamentos que necesitan receta médica llevan en el cartonaje un símbolo que es un círculo y la leyenda «medicamento sujeto a prescripción médica». Esta debe acreditarse bien con la prescripción electrónica o bien con una receta reglamentariamente cumplimentada.

El mensaje irá también en bolsas de papel y se difundirá en redes sociales. Además del material de la campaña, se incluirán unas pegatinas para señalizar el último envase, como recordatorio al paciente, y para fomentar que renueve su prescripción en tratamientos de continuidad. También se pondrá una pegatina a cada último envase de los tratamientos crónicos, para recordar al paciente que debe ir pidiendo consulta con su médico.

Cuatro analgésicos se «cuelan» entre los diez fármacos más vendidos en España

Nolotil, Enantyum, Paracetamol Kern y Paracetamol Cinfa son los cuatro analgésicos que se han colado en la lista de los 10 medicamentos más vendidos, según los datos de un estudio publicado por la Federación Española de Farmacéuticos (FEFE). El informe también refleja que el gasto en medicamentos ha crecido un 2,38 % en enero con respecto al mismo mes del año anterior, lo que supone una subida interanual de 275,5 millones de euros.

El producto más vendido en las farmacias por unidades fue el analgésico no opiáceo Nolotil, aunque el que registró un mayor valor de ventas fue el Clexane, una heparina que actúa como anticoagulante. Dentro de los primeros productos en unidades hay cuatro analgésicos, un antiinflamatorio, un antiagregante plaquetario, una hormona tiroidea, un anticoagulante, un antiasmático y un ansiolítico.

Entre los que más valor han generado por su venta hay cuatro anticoagulantes, un producto usado para la retención urinaria en adenoma benigno de próstata, un broncodilatador, un producto usado para la osteoporosis posmenopáusica, un producto para la esquizofrenia y la vacuna para el meningococo B.

La lista es esta: Nolotil (17,8 millones de unidades), Enantyum (13,6), Adiro (13,1), Paracetamol Kern (12,8), Eutirox (8,6), Paracetamol Cinfa (7,9), Ventolín (7,6), Sintrom (7,4), Ibuprofeno Kern (7) y Orfidal (6,6 millones de unidades).

«Solo un médico puede prescribir y un farmacéutico dispensar»

El presidente de los farmacéuticos de la provincia, Héctor Castro, contra la automedicación

a. m.

Responsabilidad, seguridad y confianza son los tres pilares sobre los que se asienta la campaña en la que el presidente del Colegio de Farmacéuticos de A Coruña, Héctor Castro, está muy comprometido y con la que quiere concienciar a la población. Para que todo el mundo sepa que «si me va bien a mí, no significa que le vaya a ir bien a un amigo, vecino o familiar».

 -Todavía quedan muchos cajones en las casas que guardan medicamentos de todo tipo, para toda dolencia y caducados. ¿Es difícil convencer a la gente de que eso es un verdadero riesgo?

-Lamentablemente es cierto. Lamentablemente, se ha enraizado en la cultura de los ciudadanos durante muchos años y, pese a que llevamos tiempo trabajando en esta campaña que ahora de nuevo impulsamos y reforzamos, el trabajo no es fácil. No obstante, hemos de ser optimistas. Cada vez los pacientes están más concienciados de lo que peligroso que resulta la automedicación.

-Por tanto, ¿la campaña es un trabajo educativo?

-Claro. Es importante la educación sanitaria para alertar al paciente sobre un uso adecuado de los medicamentos y destacó la responsabilidad, seguridad y confianza que debe envolver todo este proceso de prescripción y dispensación de los medicamentos.

-¿Qué supone la automedicación?

-La automedicación por el paciente sin el consejo de un farmacéutico (en los medicamentos que no requieren receta médica) o la prescripción de un médico (en los que requieren receta médica) puede conllevar riesgos para la salud como falta de eficacia o toxicidad por no tomar correctamente el medicamento, aparición de resistencias en el caso de antibióticos, interacción con otros medicamentos que se estén tomando o incluso enmascarar síntomas que puedan llevar a un retraso en el diagnóstico de una enfermedad.

-¿Convencido de la buena respuesta que tendrá la campaña impulsada por los colegios de Médicos, Odontólogos, Podólogos y Farmacéuticos?

-La iniciativa servirá para recordar a la población que los medicamentos son seguros y eficaces si se usan correctamente. Al margen de la correspondiente receta, debemos tener en cuenta para qué se nos prescribe cada tratamiento, para facilitar la adherencia, conocer su duración y dosis, y aclarar cualquier duda que nos surja con un profesional sanitario. Nunca debemos tomarlos por recomendación de terceros o siguiendo pautas de influencers o páginas web de dudosa credibilidad. La campaña que ahora impulsamos, además, tiene vocación de continuidad.

-¿Que le puede pasar a un paciente que se auto administre fármacos?

- Los medicamentos no son inocuos, pueden ser perjudiciales o tener efectos nocivos para la salud, por eso es muy importante cooperar para que el proceso de prescripción y dispensación se cuide y los pacientes entiendan que los requisitos velan por su seguridad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«Pero... ¿para esto hace falta receta?»