La mujer que pasó 51 años entre carnes se jubila

Pablo Portabales
pablo portabales A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

CESAR QUIAN

Isabel Nogareda, que pasó más de medio siglo detrás del mostrador de la carnicería Manuel Becerra del mercado de la plaza de Lugo, se acaba de jubilar y dice que no sabe si será capaz de acostumbrarse a su nueva vida

05 feb 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El puesto de Manuel Becerra en la primera planta plaza Lugo continúa. Se sigue llamando igual y al frente está Lito, un rostro habitual en el negocio porque lleva trabajando allí 33 años. Pero la que ya no está detrás de las montañas de chicharrones y lacones asados es una de las veteranas del mercado, Isabel Nogareda, esposa de Manuel Becerra, y a la que casi todo el mundo conoce por el apellido de su marido. «Creo que soy de las más antiguas. Cumplí 72 años el otro día. La carnicería funciona bien, pero estoy cansada y arrastro algunos problemas de salud, así que decidí jubilarme. ¡Llevaba en la plaza 51 años! Me da mucha pena y no sé si me acostumbraré a no ir después de tanto tiempo», comenta desde su domicilio una de las grandes veteranas del sector. Recuerda las distintas etapas del mercado, desde el anterior edificio al actual, pasando por la etapa provisional en la plaza de Pontevedra. «Mi marido tenía otra carnicería y cuando vinimos al lugar actual unimos los puestos», rememora esta mujer que con 17 años ya empezó en el mundo de las carnes de la mano de sus padres. Cordero, cochinillos, asados... «Muchos asados y muchos platos hechos más, la verdad es que siempre tuvimos el cariño del público y espero que lo sigan teniendo con Lito», comenta con cierta nostalgia esta histórica de la plaza de Lugo que se pasó más de medio siglo entre carnes.