Diez años del proyecto del Orzán: ¿Qué queda de aquel Soho coruñés?

Una peatonalización a medias, pintadas, edificios ruinosos y alquileres disparados frenaron el despegue del rincón bohemio

soho

a coruña / la voz

Hace diez años en el Orzán hubo un pequeño bum. Una eclosión de aperturas a la que dio alas la semipeatonalización de la calle. Hoy, el nombre del colectivo que reúne a los comerciantes es lo más palpable que queda de aquel proyecto: el Soho, como el de Londres, pero en A Coruña. «La asociación está algo parada», admite Amilcar Busto. Ya no se celebran los mercadillos los fines de semana ni las sesiones con artesanos de antes. Su negocio, Chueco, una tienda de cueros, es previo a aquel estallido que siempre se quedó a medias. Empezó hace unos veinte años. Justo la mitad es el tiempo que lleva Patricia Rico atendiendo detrás del mostrador. «Arela es la única tienda de las que abrió en el 2010 que continúa», avanza.

Su taller de bicis, Infinite Project, cumple cinco años. Abrió en medio de una cascada de cierres en el Orzán, «porque veía proyección en esta zona». Hoy, no piensa en marcharse. «Habría que peatonalizar y dar más servicios para que vengan por aquí andando», defiende Gabriel Gundín
Su taller de bicis, Infinite Project, cumple cinco años. Abrió en medio de una cascada de cierres en el Orzán, «porque veía proyección en esta zona». Hoy, no piensa en marcharse. «Habría que peatonalizar y dar más servicios para que vengan por aquí andando», defiende Gabriel Gundín

Cumplido el primer decenio de aquel intento, hacen balance. A pesar de la peatonalización de este extremo de la calle, el más próximo a la plaza de Pontevedra, los coches siguen pasando, las rehabilitaciones avanzan a un ritmo lento y la limpieza es mejorable. El Orzán sigue siendo epicentro del ocio nocturno. «Alguien del Ayuntamiento debería pasear por aquí un viernes o un sábado por la mañana», desliza Patricia.

Aunque empezó como mayorista especializada en la importación de muebles chinos, la crisis obligó a diversificar. «Es una tienda alternativa, como las que abrían aquí», destaca. «Sobrevivimos porque somos mayoristas», añade la dueña de Arela.

Patricia abrió Arela, un bazar referente en la venta de productos exclusivos asiáticos como fulares de bambú, muebles antiguos, bolsos o pinturas, hace diez años
Patricia abrió Arela, un bazar referente en la venta de productos exclusivos asiáticos como fulares de bambú, muebles antiguos, bolsos o pinturas, hace diez años

Los alquileres

Los efectos de la crisis, que coincidieron con la reurbanización del Orzán, la falta de un mayor compromiso municipal por recuperar el espacio, y, sobre todo, los alquileres, taponaron el despegue. «Tan pronto empezaron a reformar, los dueños de los bajos dispararon los precios», dice Patricia. «Prostitución sigue habiendo, pero se ha desplazado a otro punto y no influye. Antes, esto era el Bronx. Lo peor son las mensualidades. Piden de 400 a 700 euros por local. Son precios muy caros para el tipo de tiendas que hay aquí», destaca Amilcar.

Un veterano. Amilcar Busto forma parte de la Asociación Galega de Artesáns. Regenta una tienda especializada en cuero que es, probablemente, la más veterana de este extremo de la extensa calle Orzán, el que conduce al Eusebio da Guarda o Hacienda
Un veterano. Amilcar Busto forma parte de la Asociación Galega de Artesáns. Regenta una tienda especializada en cuero que es, probablemente, la más veterana de este extremo de la extensa calle Orzán, el que conduce al Eusebio da Guarda o Hacienda

Gabriel Gundín, uno de los últimos en incorporarse al vecindario, sube la cantidad. «Hay alquileres de 1.200 euros, han subido muchísimo», destaca. Abrió su tienda y taller de bicis, Infinite Project, hace cinco años.

Una barbería, un centro de tatuajes o dos peluquerías son sus establecimientos vecinos. «Locales con personalidad, no son franquicias, sino pequeños negocios de gente joven con ideas frescas, como hay en otras ciudades de Europa», describe Gabriel. «En breve va a abrir una inmobiliaria y el bajo de al lado se está reformando», avanza Patricia, que cree en las posibilidades de la calle bohemia. «Ahora los alquileres bajaron, pero siguen caros», añade la comerciante.

«Abro de lunes a viernes, la movida es por la noche, no es lo que más afecta. Lo que más afea la zona son los edificios sin rehabilitar, y que no sea totalmente peatonal. Se supone que a partir de las 11.00 horas no pueden pasar coches, pero pasan, y algunos muy rápido», comenta Gabriel.

«No consiguió convertirse en un lugar de paso. Mucha gente, sobre todo mayor, aún esquiva el Orzán para ir de San Andrés a Riazor. Esto es lo que hay que cambiar», concluye Patricia. Y, para eso, son necesarios negocios. La cara más acogedora de cualquier vecindario.

Cuando el barrio es una pesadilla: los mil vecinos que no duermen en el Orzán

m. m. otero
«Muchos se marcharon, otros trasladaron el dormitorio al pasillo o toman pastillas para poder dormir», apuntan desde la Asociación de Vecinos Ensenada del Orzán
«Muchos se marcharon, otros trasladaron el dormitorio al pasillo o toman pastillas para poder dormir», apuntan desde la Asociación de Vecinos Ensenada del Orzán

Los residentes han contabilizado en una auditoría unos 50 locales «conflictivos» que, aseguran, han roto la convivencia

Desde el Museo de Belas Artes hasta la plaza de Pontevedra de A Coruña hay unos 7.000 residentes, calculan en la Asociación de Vecinos Ensenada del Orzán. «Al menos mil de ellos, uno de cada siete, no pueden dormir por las noches», exclama José Luis Méndez. La movida nocturna, cuya «penitencia» llevan sufriendo «cuarenta años», ha sobrepasado sus límites. El colectivo ha elaborado una auditoría sobre el estado de las calles donde la fiesta dura toda la semana, y las 24 horas del día.

El documento ha sido enviado «a todos los grupos políticos», remarcan. «Tenemos miedo. Sufrimos amenazas y hemos modificado nuestros hábitos de vida para evitar caminar por ciertas calles según qué hora. Es nuestro Bronx», dice una residente.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Diez años del proyecto del Orzán: ¿Qué queda de aquel Soho coruñés?