El cuerpo de Diego Bello está ya en España

El cadáver del joven coruñés asesinado en Filipinas llegó a Madrid a las 13.40 y se espera que se le realice la autopsia entre hoy y mañana

Diego Bello.
Diego Bello.

A Coruña

El cuerpo De Diego Bello, abatido por la policía filipina el pasado día 14, llegó este mediodía a Madrid. El avión que lo trajo desde Manila, vía Dubái, aterrizó en el aeropuerto Adolfo Suárez hacia las dos menos veinte.

La Audiencia Nacional, que es quien asumió la investigación por su muerte, pidió una segunda autopsia, que podría realizarse entre hoy y mañana, ahora que el cadáver está por fin en España y «con todas las garantías». Ya se le había hecho una primera autopsia en Manila, incluso con presencia de una comisión de Derechos Humanos ante las extrañas circunstancias que rodearon la muerte del coruñés. Ahora será el Instituto Anatómico Forense de Madrid el que estudie el cadáver. Todavía no se sabe si lo harán este domingo, el lunes, o incluso el martes.

Mientras tanto, la familia de Bello espera en A Coruña. Todavía no conocen siquiera los resultados de aquel primer estudio que se realizó en la capital filipina, pero mantienen sus dudas sobre la versión que la policía del país dio sobre la muerte del chico. 

En un primer informe los agentes dijeron que respondieron a los disparos de la víctima cuando fue sorprendida vendiendo droga a dos consumidores. En cuanto la embajada española y los amigos de Diego en la isla empezaron a presionar y a poner en duda esa versión, ampliaron el atestado añadiendo que se trataba de un narcotraficante «de gran valor» y que lo estaban siguiendo desde hacía tres meses hasta que le tendieron una trampa. Algo que los conocidos de Diego Bello han negado siempre tajantemente.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El cuerpo de Diego Bello está ya en España