La jueza deja en libertad al encarcelado por la muerte en Oleiros durante la Nochevieja

Alberto Mahía A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

Llegan a los juzgados los detenidos por el crimen de Oleiros en Nochevieja
Llegan a los juzgados los detenidos por el crimen de Oleiros en Nochevieja ANGEL MANSO

Los resultados de la autopsia apuntan a que el golpe con un cenicero que supuestamente le dio el procesado no fue el motivo de su fallecimiento

25 ene 2020 . Actualizado a las 20:44 h.

La autopsia realizada al joven Enrique G. dejó algunas dudas, pero aclaró otras. La principal y más beneficiosa para el único encarcelado es que el golpe que presuntamente propinó a la víctima con un cenicero no fue el motivo final de la muerte, sino la caída posterior. Ante eso, la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de A Coruña decretó su libertad provisional; si bien deberá presentarse cada 15 días en los juzgados.

El abogado del ahora excarcelado, el penalista Diego Reboredo, ya había pedido su puesta en libertad hace unos días ante el retraso de la autopsia y la falta de pruebas que acreditasen que el golpe que supuestamente propinó su cliente fuese letal. Ante la sospecha de que no lo fue, la encargada de la investigación decretó su inmediata puesta en libertad, que se hará efectiva mañana.

Según los primeros informes forenses (faltan todavía los resultados toxicológicos que fueron enviados a Madrid), el golpe que la víctima recibió en el rostro le produjo apenas dos lesiones y de escasa importancia. Una herida en la órbita ocular y otra incisa bajo la nariz. El fallecido también tenía otras dos lesiones, en la parte posterior de la cabeza. Los que, presumiblemente, le llevaron a la muerte tras sufrir una hemorragia subdural, producto de un severo traumatismo craneoencefálico.