Una denuncia en Betanzos destapa un entramado fantasma para la venta de coches de alta gama por Internet

La Guardia Civil desarticula un grupo criminal de estafa y blanqueo capitales con ramificaciones en el Reino Unido. Dos de los detenidos tienen antecedentes vinculados al narcotráfico


A CORUÑA

La denuncia presentada ante la Guardia Civil de Betanzos por la víctima de una estafa en la compra-venta de un todoterreno de alta gama ha permitido desarticular un entramado de empresas fantasma, con ramificaciones en el Reino Unido, dedicadas a la comercialización fraudulenta de automóviles a través de Internet. El equipo de estafas telemáticas del instituto armado en A Coruña ha investigado a tres personas y busca a una cuarta por pertenencia a grupo criminal, delito de estafa y blanqueo de capitales y posibles vinculaciones con el narcotráfico

La operación, denominada Uyarviccu, se llevó a cabo en colaboración con las unidades de la Policía Judicial de Toledo, Cáceres y Málaga y se inició a raíz de la denuncia en Betanzos, que permitió a los agentes seguir el rastro digital de la operación y establecer su vinculación con otras denuncias presentadas en el resto del territorio español.  

Los presuntos autores comparten grupos familiares y de amistad y residen en Cáceres, Murcia, Málaga y el Reino Unido

Para captar a sus víctimas, el grupo utiliza la imagen corporativa de empresas de reconocido prestigio de la ciudad andaluza. Aunque algunas de las firmas eran legales, otras solo tenían en Internet la apariencia visual de serlo, pero no estaban dadas de alta en ningún registro mercantil y su suspuesta sede fiscal era una nave industrial abandonada.

A través del entramado de empresas fantasma, creadas para generar confianza entre los clientes, el grupo realizaba falsas ventas, pero también cerraba algunas operaciones reales comercializando vehículos para blanquear el dinero obtenido en las estafas.

Dos de los implicados. residentes en Cáceres y Marbella, cuentan con antecedentes por blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico. Una mujer, natural de Toledo y familiar del cabecilla de la banda, figuraba como titular de las líneas telefónicas que utilizaba el resto del grupo para los negocios delictivos, además de ser la administradora única de la empresa desde la que partían las estafas.

El cabecilla, también de Toledo y residente en el Reino Unido, cuenta con numerosos antecedentes por el mismo delito y, fue el receptor final del importe del pago del cohe. Durante las investigaciones, los equipos de la Guardia Civil pudieron vincularlo con el resto del grupo por los fuertes lazos de afinidad familiar y de amistad. Además, los agentes desenmarañaron el entramado de sociedades  bajo el que los integrantes del grupo ocultaban su identidad y que utilizaban para blanquear el dinero a través de las cuentas bancarias empresariales. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Una denuncia en Betanzos destapa un entramado fantasma para la venta de coches de alta gama por Internet