Bruno Bello: «No tengo nada mejor que hacer ahora que dejar el nombre de Diego donde se merece»

El hermano del coruñés tiroteado por la policía en Filipinas mostró en Radio Voz su confianza en la autopsia que se practique en España

Bruno Bello (de negro), hermano de Diego Bello, el coruñés asesinado en Filipinas. Junto a él, su tío, Francisco Lafuente.
Bruno Bello (de negro), hermano de Diego Bello, el coruñés asesinado en Filipinas. Junto a él, su tío, Francisco Lafuente.

A Coruña

«Aunque parezca mentira, es un motivo de alegría en este momento lo unida que está mi familia, a pesar de que estemos todos destrozados. Por mi parte, no tengo nada mejor que hacer ahora que dejar el nombre de Diego donde se merece y conseguir que se le haga justicia». Desde la serenidad pero con esta contundencia explicó este miércoles Bruno Bello en Radio Voz el momento por el que están pasando los allegados de su hermano Diego, tiroteado por la policía de Filipinas el pasado 7 de enero, junto a su residencia en la isla de Siargao.

 A preguntas de los periodistas Pablo Portabales y Loreto Silvoso en el programa Voces de A Coruña, Bruno agradeció la implicación de las autoridades, con una investigación en marcha que se lleva «en la más estricta confidencialidad». Destacó la implicación personal de Alberto Núñez Feijoo, presidente de la Xunta, y la tranquilidad que les transmitió el lunes Javier Losada, delegado del Gobierno. «Confiamos en que, según se nos dijo, el cuerpo de Diego pueda llega a España esta semana».

El cadáver sigue por ahora en Manila, a la espera de la repatriación. Para eso es necesario que se tramiten «unos papeles internacionales para poder volar». La aseguradora que tenía Diego en Filipinas se está encargando «de la custodia del cuerpo». Este volará a Madrid, y después a A Coruña, y el propio seguro se encarga «de la repatriación desde el lugar del suceso hasta el destino elegido», confirmo Bruno.

 Explicó también que tiene cierta confianza en la autopsia que se realizó en Manila, a cargo de la Comisión de Derechos Humanos de Filipinas, «porque es un organismo crítico contra la guerra antidroga del presidente Rodrigo Duterte». Con todo, las verdaderas esperanzas de la familia están puestas en la que se le pueda practicar al cuerpo en España: «Se han visto casos de análisis forenses realizados después de mucho tiempo y que han revelado cosas importantes. Espero que la autopsia de mi hermano, también».

Bruno habló además de la situación de los españoles en el país asiático. Recordó que el socio y un compañero de Diego «volaron a Manila a los dos días y llegaron a España a los cuatro o cinco por miedo de quedarse en Siargao». Además, «su novia sigue en Manila porque no quiere volver tampoco a la isla».

Respecto a las supuestas actividades de Diego Bello como narcotraficante -ni la familia ni sus amigos tienen la menor duda sobre su inocencia- y la declaración de la policía filipina de que llevaban tres meses detrás de él, Bruno fue contundente: «Si entrabas en sus redes sociales sabías dónde estaba las 24 horas del día. Diego iba en bañador, chanclas y camiseta de tirantes por la isla. O sea, ni llevaba armas, ni droga, ni nada parecido, pero son cosas que ellos tienen que decir para justificar lo que han hecho, la metedura de pata. Diego era mi ídolo desde pequeño, y una persona que daba todo lo que tenía aunque te conociese desde hace 15 minutos. Era todo amabilidad y una persona de diez».

La cuenta de Change.org que reclama una investigación a fondo sobre el caso de Diego Bello va por más de 12.000 firmas. En marcha hay también una recaudación de fondos iniciada por un amigo de Diego para ayudar a la familia a pagar abogados o a traer sus cosas a España.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Bruno Bello: «No tengo nada mejor que hacer ahora que dejar el nombre de Diego donde se merece»