La policía estrecha el cerco sobre el hombre de las coliflores de colores

Eduardo Eiroa Millares
E. Eiroa A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

MARCOS MÍGUEZ

Quien arrojó restos de alimentos exóticos, frutas y verduras en un descampado volvió a hacerlo tras su limpieza

18 ene 2020 . Actualizado a las 23:14 h.

El extraño caso de las coliflores de colores parece más cerca de su esclarecimiento. Alguien arrojó tres ejemplares de esas verduras, cada una en color -naranja, verde y morado- en un descampado entre el materno y la ría. Más allá de lo exótico de la variedad cromática, con las crucíferas aparecieron también restos de gran tamaño de huesos, carne y pescado bastante menos edificantes.

El extraño vertido apareció el miércoles, delatado por la presencia de gaviotas que no salían del círculo creado por los detritus en el medio del descampado. Con la ría por un lado y el hospital infantil por otro, el vertedero movilizó a la Policía Local y a los servicios de limpieza.

Los despojos fueron retirados de la finca, pero al día siguiente el autor de la ensalada de restos volvió a dejar su firma: el solar amaneció de nuevo con restos que, a su vez, fueron retirados de nuevo mientras la policía buscaba pistas para dar con el autor de tan poco higiénica costumbre. Pistas, dicen, ya tienen.