El misterio de las coliflores de colores

Eduardo Eiroa Millares
E. Eiroa A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

ANGEL MANSO

En un solar bajo el materno apareció esta semana un gran círculo plagado de restos orgánicos de todo tipo

17 ene 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El lugar evoca una película apocalíptica: ruinas industriales, alguna casa de dudosa legalidad, caminos de tierra y una vía de tren de escaso uso. Todo a la sombra de la imponente silueta del materno. Por el paraje desolado no paran de circular coches en busca de un sitio donde aparcar. Algunos lo hacen junto a un solar con maleza baja. Allí estacionan y bajan los padres con los niños enfermos. De fondo, en la parcela, bandadas de gaviotas se dan un festín a base de grandes trozos de animales allí tirados, a escasa distancia del hospital infantil.

Bandadas de gaviotas acuden a comerse los restos tirados bajo el materno
Bandadas de gaviotas acuden a comerse los restos tirados bajo el materno ANGEL MANSO

Las gaviotas descubren un entorno sorprendente. En medio del solar cubierto de matas verdes se abre un círculo de hierba seca. Por todas partes restos orgánicos de lo más inusuales. Las gaviotas están dando cuenta de lo que queda de un costillar crudo de un animal de gran tamaño. No lejos, vértebras de considerable diámetro, que yacen cerca de lo que queda de algo que parece una merluza y que de nuevo asusta por sus dimensiones.

Vértebras y huesos de grandes animales yacen en la parcela
Vértebras y huesos de grandes animales yacen en la parcela ANGEL MANSO

Todo está más o menos desperdigado, pero se conserva cierto orden. En un lado barras y hogazas de panes, en otro naranjas y tomates más o menos podridos y trufándolo todo unos cuantos kilos de pimientos morrones frescos. Y si algo destaca en el conjunto son tres coliflores de colores insólitos: una de verde, otra naranja y la tercera, violeta. ¿De dónde sale todo eso? ¿Qué pinta al lado de un hospital? Una pata de cerdo bastante aprovechada y un ave desplumada y de cuello largo con un alarmante color azulado -más parecida a un ganso que a un pollo- completan un panorama cuya procedencia investiga la Policía Local.