La policía filipina dice ahora que llevaba tres meses tras los pasos del coruñés al que mataron

Los agentes aseguran que se hicieron pasar por consumidores y cuando Diego Bello se percató, sacó un arma larga y comenzó a dispararles

Agentes de la Policía filipina, en una imagen de archivo
Agentes de la Policía filipina, en una imagen de archivo

A Coruña

La policía filipina que el martes mató al joven coruñés Diego Bello intenta ahora «fabricar» pruebas, según sus familiares y amigos. Mientras que en la nota de prensa que publicaron a las pocas horas del suceso en la página web oficial de las autoridades de Caraga se celebraba la muerte del «mayor narcotraficante de la región» tras observar en un operativo rutinario cómo vendía droga a unos consumidores, hoy han hecho público que llevaban tres meses tras el empresario coruñés. Y que dos agentes camuflados se acercaron a él para comprarle droga. Cuando Bello les entregó una bolsa de cocaína, se percató de que eran policías, sacó un arma larga y comenzó a dispararles. Ante eso, según las autoridades filipinas, respondieron a las balas abatiendo al joven coruñés. 

La policía va más allá. Y afirma que Diego Bello se había hecho hace unos meses con varios fardos de cocaína que llegaron a la playa.

Todo eso «es mentira», aseguran consternados sus familiares. De la primera palabra hasta la última «no cuentan una verdad». Amigos y allegados aseguran que Diego estaba siendo víctima de una extorsión y lo mataron cuando se negó a pagar. Otros sugieren que pudo también tratarse de un asesinato por encargo. Por un filipino que llevaba tiempo intentando comprarle sus negocios, que funcionaban muy bien, o asociarse a él, a lo que la víctima siempre se opuso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La policía filipina dice ahora que llevaba tres meses tras los pasos del coruñés al que mataron