Los servicios personalizados triunfan en las plazas de abastos

Fuentes del Ayuntamiento estiman sobre 1.500.000 visitas a alguno de los nueve mercados en el 2019


A Coruña

Acudir a un mercado municipal supone introducirse en un espacio de tradición y ritos. En la plaza de San Agustín, por ejemplo, algunas de las pescantinas se persignan cada día después de venderle al primer cliente para ver si les trae suerte. Son secretos que viven en los mercados y que en ocasiones los propios clientes desconocen, al igual que muchos servicios personalizados que se ofrecen en numerosos puestos de todo tipo y que pueden ser de gran utilidad.

En la plaza de Lugo disponen de comidas preparadas ni más, ni menos que por una persona especializada en nutrición. El puesto Cocina con Sentidiño, busca ofrecer una «cocina 100 % saludable» al atender a los clientes y prepararles un menú en función del tratamiento que tenga (colesterol alto, una dieta baja en grasas o simplemente deseo de comer de forma equilibrada y sana). Eso sí, todo con productos procedentes del mercado. En esa plaza también podemos adquirir las verduras ya cortadas y listas para hacer una menestra, un servicio que ofrece Marisa Vexetais.

La personalización y el consumo a la carta es cada vez más demandado y los placeros son conocedores de ello. La quesería Fina, en San Agustín, prepara tablas de distintos quesos, que oscilan entre los 8,50 y los 36 euros, según el gusto del cliente.

Algo similar lo encontramos también en Elviña, donde preparan, al momento, bandejas con dulces caseros de Navidad. Los responsables de la panadería Estrella elaboran ellos mismos turrones, bombones de licor y otros productos típicos de esta época del año. Su apuesta es siempre el producto de temporada, que adquieren en el propio mercado y con el que elaboran una amplia variedad de postres.

Aquellas personas que disponen de poco tiempo para cocinar también podrán encontrar la solución en las plazas. Hay carnicerías que ya cuentan con las carnes listas para meter al horno y simplemente esperar. Un ejemplo son los tulipanes que vende Félix en su puesto de Elviña. Se trata de un rote de cerdo individual relleno de carne picada, jamón serrano, queso y adornado con pimiento picado. «A la gente le llama la atención. Con 25-30 minutos al horno está listo y resuelves las cenas», indica Félix.

Formas de aportar un valor añadido a las compras diarias y que, en muchos casos, sirven para atraer a nuevo público. «Los sábados hemos notado un repunte de gente joven y eso aporta aire fresco al mercado», señala Leo Tomé, representante de los placeros en Elviña.

Afluencia en las plazas

Aunque no se dispone de datos oficiales sobre el número de personas que entran y compran en alguno de los nueve mercados municipales de la ciudad, desde el Ayuntamiento calculan en una primera estimación que se podrían superar las 1.500.000 visitas en este 2019 (incluyendo todas las que realizan los clientes habituales y los distintos eventos desarrollados).

«Notamos que mucha gente entra al mercado en modo turista, también gracias a los cruceros que hacen escala en A Coruña, y al final echamos en falta el consumo», comenta Pedro Dafonte, presidente de los placeros de la plaza de Lugo. Por eso, ya trabajan para crear una zona de degustación en la planta de arriba que sirva para dar a conocer el producto autóctono y refuerce las ventas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los servicios personalizados triunfan en las plazas de abastos