Un pirata alado y feroz

Antonio Sandoval Rey A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

Antonio Sandoval Rey

El págalo grande roba su alimento a las gaviotas frente a nuestra costa

01 dic 2019 . Actualizado a las 18:25 h.

Como todo gran puerto de mar con una larga historia, también el nuestro ha sido escenario de innumerables escaramuzas con piratas. Por aguas del golfo Ártabro han hecho de las suyas vikingos, normandos, moros, corsarios franceses e ingleses... También han pasado por aquí personajes tan sanguinarios como el pontevedrés Benito Soto, cuyas andanzas podrían haber inspirado el célebre poema de Espronceda.

Pienso en todos ellos mientras observo un abordaje de película desde la plataforma que está al pie del Obelisco Millenium. Casi logro sentirme como un coruñés de hace dos o tres siglos, contemplando una batalla naval con un catalejo extensible sujeto con ambas manos, y abrigado con un pesado traje de paño empapado de sal.

La tripulación atacada está formada por una marinería brava, capaz de enfrentarse a todo tipo de imprevistos oceánicos, y de sacarse de dentro el peor carácter cuando la ocasión lo requiere. Visten polainas amarillas, camisa blanca y casaca gris plata.