El tiempo del fin de semana: estos serán los momentos de calma en A Coruña

Después de la borrasca, ¿viene la calma? Meteogalicia nos da las claves

olas

A Coruña

Ha sido una semana difícil, de fuertes vientos, aire polar y mar combinada, con las consiguientes olas que el jueves alcanzaron los 17 metros de altura. Este viernes, con A Coruña todavía en alerta naranja, las olas superan los siete metros de alto y los chubascos y el viento siguen siendo la tónica dominante. ¿Qué pasa el sábado? 

«A fin de semana vai ser de outono absolutamente normal, non hai ningún tipo de aviso nin para sábado nin para domingo, só nas primeiras horas do sábado. As ondas aínda están baixando de altura, acadarán os 5 metros, pero o aviso amarelo só estará activo ata as 9.00 horas da mañá do sábado», apunta María Souto desde Meteogalicia

MeteoGalicia/status/1195234449266491393"/>

Cambia el viento: menos frío 

Normalidad en el mar y también en tierra. «O sábado os ventos cambian de dirección, serán do oeste, isto deixa temperaturas non tan frías. Na comarca coruñesa vai ser un sábado tranquilo, con chuvascos poucos significativos durante o día», continúa la meteoróloga. Eso así, al final de la tarde, la situación se complica. «Contra última hora do sábado chega unha fronte que deixará chuvias máis significativas», destaca María Souto.

Domingo: vuelve el aire frío

El domingo, «o vento muda de dirección de novo, será de compoñente norte. Será un día máis semellante ó deste venres, con chuvascos. En canto ás temperatuas, as oscilacións non serán grandes, máis ben tímidas», explica. 

La próxima semana: sin sol a la vista, salvo un día

A día de hoy, esto es lo que dice el satélite sobre la próxima semana. «Salvo o luns, que o mellor libramos e será relativamente tranquilo e con algún chuvasco, a partir do martes volve a influencia das borrascas», adelanta Souto.

Esto es, las precipitaciones no nos dejan de momento en la comarca coruñesa. 

Las olas de Riazor llegan directas desde Groenlandia

m. méndez
groenlandia

Las dunas son una fórmula para disipar su energía en una ensenada sin barreras naturales

Todavía se acuerda. Fue en una madrugada de 1995. Eduardo Toba, uno de los artífices del paseo marítimo de A Coruña, era entonces el jefe de la Demarcación de Costas. «En medio de la noche hubo que llamar a las máquinas para empezar a levantar dunas», recuerda. Esa fue la primera vez que se echó mano de este recurso. «Son un disipador de la energía de las olas. Es, de hecho, el efecto que ejercen las playas con su arena. Cada vez que se rompen por acción del oleaje hay que aprovechar la bajamar para recomponer estas cadenas dunares», defiende el ingeniero de Canales, Puertos y Caminos.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El tiempo del fin de semana: estos serán los momentos de calma en A Coruña