El temporal de mar y viento obliga a cerrar los accesos a las playas y a las zonas costeras

Dos gaseros esperan fondeados en Ares para atracar en los muelles de la refinería


A Coruña

El ciclón Amelie, un sistema de bajas presiones extratropical se ha situado cerca de Galicia y está afectando a la costa de A Coruña.

Esta pasada madrugada se registraron fuertes rachas de viento del oeste, que irá aumentando por la tarde.

Esta profunda borrasca también se deja notar en el mar, con olas que superan los siete metros.

Esta mala situación, que activó el aviso naranja en el litoral, obligó al Ayuntamiento de A Coruña a precintar los accesos a las playas y a la costa, como por ejemplo en el Millenium, las Esclavas y Riazor y Orzán. Y es que el mar incluso superó la duna del arenal.

Desde el Concello alertan del peligro que supone saltarse las medidas de seguridad. De hecho, los bomberos, Protección Civil y la Policía Local realizan un seguimiento y control por todo el paseo marítimo.

Este fuerte mar de fondo obligó a dos buques tanque a fondear en la ría de Ares a la espera de que amaine el temporal para poder atracar en los muelles de Repsol. Si entrará en las nuevas instalaciones portuarias de punta Langosteira un granelero de 16.000 toneladas.

Además, los bomberos del parque de A Grela tuvieron que realizar una decena de salidas durante la pasada madrugada. Fue necesario su servicio para retirar una antena, barandillas, unas vallas que cayeron sobre un coche a la altura del número 16 de San Andrés, o asegurar una galería de una casa de María Pita que amenazaba con caer sobre la plaza debido a su deteriorado estado. De hecho, desde la unidad contraincendios se comunicó esta deficiencia a los técnicos del servicio de Ruinas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El temporal de mar y viento obliga a cerrar los accesos a las playas y a las zonas costeras