La reactivación de Vío con la cuarta ronda crearía más de 5.000 empleos

Los estudios del Ayuntamiento consideran que el nuevo vial es imprescindible


A Coruña, Arteixo

El estudio encargado por el Ayuntamiento para analizar el impacto económico de la cuarta ronda concluye que esa infraestructura es «imprescindible» para el desarrollo de la ciudad y de la comarca, ya que haría viable la implantación de empresas en el polígono de Vío, ahora terminado pero sin uso, y en la futura Ciudad Tecnológica de las Rañas. Además de mejorar las conexiones de los polígonos de Pocomaco y A Grela con Langosteira.

La infraestructura, de 2,9 kilómetros y un coste de 27 millones -sin contar 5,7 millones para la conexión de Vío con la AC-14 y el futuro enlace a las Rañas-, uniría la carretera del puerto exterior y la tercera ronda, además de conectar las citadas áreas industriales. El proyecto fue ideado en el mandato del PP (2011-2015), pero cayó en el olvido durante los cuatro años de la Marea. La nueva alcaldesa del PSOE, Inés Rey, anunció la semana pasada que reactivará su construcción. Su postura coincide con la del expresidente gallego Fernando González Laxe, que en el citado informe advierte: «Parar el declive de la ciudad es urgente (...) Todos deben dar pasos para que la cuarta ronda sea realidad». O con la del exalcalde coruñés y hoy delegado del Gobierno Javier Losada, para quien «es urgente ejecutar la cuarta ronda. [Su retraso] no beneficia a nadie y perjudica a A Coruña y su comarca».

Aparte de la mejora de la circulación, los motivos son económicos. El informe realizado por IFFE Business School en colaboración con los empresarios de Pocomaco y A Grela, los promotores de Vío y la Federación de Asociaciones de Vecinos concluye que la infraestructura serviría para reactivar la economía de A Coruña y de toda la comarca.

El informe alerta de la pérdida de empuje de A Coruña en los últimos años, con una población a la baja, menor recaudación fiscal y una tasa de desempleo superior a la del área metropolitana. Advierte además que Vío es la única opción para implantar nuevas empresas, ya que el polígono de las Rañas tardará al menos cinco años en ponerse en marcha.

Pero reactivar Vío dará gas a la economía local, señala el análisis. El informe, basándose en la situación de A Grela y Pocomaco, concluye que en seis años se habrán instalado en el polígono unas 372 empresas, que generarían más de 5.200 puestos de trabajo. Unos 3.650 en A Coruña y el resto en el área metropolitana.

A esas cifras habría que añadir las cerca de 425 empresas que tendrían cabida en el parque de las Rañas, y que aportarían cerca de 5.870 puestos de trabajo más, 4.000 de ellos en A Coruña.

El retorno económico para el Ayuntamiento superaría los 124 millones de euros en diez años, incluyendo las licencias de obra, actividad y otras tasas locales. El Estado, la Seguridad Social y otras administraciones recibirían en el mismo período más de 743 millones entre el IVA, cuotas empresariales, el IRPF de los trabajadores y las contribuciones sociales, entre otros tributos.

Arteixo apela a los tiempos y las distancias para oponerse a la infraestructura

Arteixo defiende que construir una nueva carretera para conectar Pocomaco y A Grela con Langosteira es «malgastar» los fondos públicos debido a los tiempos y distancias que existen desde esos polígonos a la entrada de la autovía del puerto exterior.

En el caso de A Grela, señalan que desde la glorieta de Eduardo Diz López se tardan tres minutos en alcanzar la autovía del puerto exterior, situada en el inicio de la autopista A Coruña-Carballo. Son 3,5 kilómetros. Arteixo entiende que se tardaría más utilizando la nueva infraestructura.

También considera discutible el gasto previsto para conectar Pocomaco con la autovía a Langosteira. Desde la entrada a la tercera ronda que ya existe en el polígono de Pocomaco hay unos 4,4 kilómetros hasta la autovía del puerto exterior. Afirman que ese trayecto apenas supone unos 4,5 minutos en automóvil.

La propuesta del Concello de Arteixo y la Xunta pasa por utilizar el dinero que Fomento quiere gastar en la cuarta ronda para eliminar el peaje de Pastoriza, lo que beneficiaría a los trabajadores del polígono de Sabón y a los futuros empleados del de Morás, además de que el tráfico portuario, -que ahora se beneficia de no pagar el peaje debido a los carriles especiales construidos por Fomento para este efecto-, tiene solo una distancia de 3,8 kilómetros desde esa entrada a la autovía del puerto exterior hasta la conexión con la A-6 a través de la autopista A Coruña-Carballo. Esos 3,8 kilómetros hasta la A-6 se recorren en unos 3,5 minutos tras atravesar los carriles que evitan el peaje de Pastoriza.

Inés Rey resucita la cuarta ronda

E. Eiroa / T. Silva
La alcaldesa, Inés Rey
La alcaldesa, Inés Rey

La vía permitiría unir el puerto exterior con la AC-14 y dar conexión a los polígonos

El gobierno local que preside Inés Rey desempolvó ayer un viejo proyecto, elaborado en el 2014 y guardado desde entonces en un cajón tras haber pasado prácticamente por todos los trámites previos: el de la cuarta ronda. Esa vía, impulsada en su día por el PP local, entonces en la alcaldía, no llegó a ejecutarse y nada más se supo de ella durante el anterior mandato.

Rey, el concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, y la de Innoviación e Industria, Eva Martínez Acón, se reunieron ayer con asociaciones de vecinos y empresarios de los polígonos coruñeses, ante los que expuso los detalles del proyecto: 2,9 kilómetros de longitud y un presupuesto de 27 millones de euros.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La reactivación de Vío con la cuarta ronda crearía más de 5.000 empleos