«Lo que más me duele es la rabia y la impotencia», dice la frutera agredida por vender productos catalanes

La propietaria de la tienda coruñesa fue golpeada el martes por un hombre de 70 años que le reprochó tener en su negocio mercancía procedente de Lérida


A Coruña / La Voz

Sandra Castro trata de recuperar la normalidad dos días después de que una persona la emprendiera a puñetazos con ella por vender fruta catalana en su tienda de la calle Marqués de Pontejos. Allí lleva siete años y nunca le había pasado nada parecido.

La mañana de este jueves fue un constante trasiego de clientes y vecinos del barrio preguntándole cómo se encontraba. «Estoy bien, lo llevo, los autónomos no nos podemos caer», relata. En su nariz asoma todavía la cicatriz de los golpes recibidos el martes.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«Lo que más me duele es la rabia y la impotencia», dice la frutera agredida por vender productos catalanes