R compromete su huella fiscal

La operadora de telefonía firma un acuerdo con la Fundación Knowcosters para certificar que paga sus impuestos en el lugar de origen de sus productos o servicios


A CORUÑA

La operadora de telecomunicaciones R utilizará la huella fiscal (HF) de la Fundación Knowcosters (http://www.knowcosters.org), el sello que certifica su transparencia y compromiso en materia fiscal, tras el acuerdo alcanzado en A Coruña entre ambas entidades.

La huella fiscal es un distintivo que informa de que las empresas pagan sus impuestos (IVA e Impuesto de Sociedades) en el lugar de origen de los productos que fabrican o servicios que prestan, y la Fundación Knowcosters lo cede gratuitamente con el único requisito de que los datos aportados por las firmas solicitantes sean veraces.

José Armando Tellado, presidente de la Fundación Knowcosters, y Alfredo Ramos, director comercial de R y del grupo Euskaltel, fueron los encargados de sellar el acuerdo en A Coruña y, tras la firma del convenio de colaboración, Tellado agradeció a R su apuesta por una sociedad donde prime el consumo informado. «Es la primera gran empresa del sector de las telecomunicaciones que certifica con nuestro sello su política de transparencia y compromiso con los consumidores, a los que da a conocer dónde paga sus impuestos», subrayó. Por su parte, Alfredo Ramos destacó que el uso de la Huella Fiscal confirma «la apuesta de R por la transparencia y la sostenibilidad».

En virtud de dicho acuerdo, R utilizará la huella fiscal y entrará a formar parte del listado de más de 100 empresas que disponen de este distintivo, que ya tienen otras grandes firmas como Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa Food), que cuenta entre otras marcas con Central Lechera Asturiana, Larsa e Innova Food.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

R compromete su huella fiscal