Vigo multiplica por seis la inversión de A Coruña para su casco histórico

El consistorio descarta recurrir a un consorcio como el que funciona en el caso vigués


A Coruña / La Voz

La Ciudad Vieja de A Coruña nunca ha contado con un plan de rehabilitación integral convenientemente dotado de recursos. La zona noble coruñesa es una de las más degradadas entre las urbes gallegas y, aunque no llega al mal estado de Ferrol, tiene el 34,7 % de sus viviendas vacías, frente al 12,20 % de media en toda la ciudad. Vigo partía de una situación todavía peor, con un casco todavía más deteriorado. Desde el año 2005 este ha mejorado sensiblemente mientras el coruñés sigue en una situación igual o peor. Entre ambos hay diferencias, entre ellas la cuantía de la inversión pública. 

Distintas cantidades

Mucho menos en María Pita. El Consorcio Casco Vello de Vigo arrancó en el año 2005 y desde entonces ese organismo consiguió poner en el mercado un centenar de pisos renovados, 32 locales comerciales y siete edificios para distintas Administraciones. Todo ello gracias a una inversión de 40 millones de euros en ese período. Para el actual ejercicio hay cerca de 2,5 millones para comprar y rehabilitar edificios. En A Coruña esas cifras quedan muy lejos. En la Ciudad Vieja se aplicó, sobre todo, la figura del área de rehabilitación integrada (ARI), un sistema que permite dar ayudas hasta cierto límite financiadas por Ayuntamiento, Xunta y Estado. Entre el 2003 y el 2011 para todo el casco viejo, incluida la Pescadería, lo gastado alcanza 6,62 millones de euros.  

El desglose

Casi nada en cuatro años. Entre el 2003 y el 2011 las ayudas concedidas, en total, fueron de 9,17 millones, según la Xunta, pero solo se gastaron 6,62 millones. El resto se quedó en las arcas públicas. Entre el 2015 y el 2017 «o Concello non solicitou financiamento para a ARI do conxunto histórico», indican desde la Xunta. Sí lo hizo en el 2018, logrando 381.026 euros de fondos. Ese dinero se entrega según el consistorio vaya certificando las obras realizadas. Según la consellería, en ese ejercicio María Pita no justificó obra alguna, es decir, que el dinero no ha salido de la caja.  

Un Consorcio

Visiones distintas. Hace años que desde distintos colectivos se reclama para A Coruña un consorcio similar al que funciona en Vigo. Las ARI sirven para que un particular, por ejemplo el dueño de un piso, pueda pedir una ayuda de, en el mejor de los casos, 12.000 euros. El consorcio lo que hace es comprar inmuebles degradados o en ruinas, rehabilitarlos y ponerlos en el mercado como viviendas protegidas a precio tasado. Vigo ha recuperado cientos de vecinos así. «Ata o día de hoxe o Concello nunca manifestou oficialmente o seu interese en constituír un consorcio co mesmo fin», indican desde la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda. Si esa solicitud llegase sería «unha posibilidade a analizar se se deran as circunstancias propicias e a colaboración institucional imprescindible», dicen. Esa solicitud seguramente no llegará porque el Ayuntamiento coruñés no desea esa figura. «El control del consorcio de Vigo lo tiene el IGVS [tiene el 90 %, por el 10 % del consistorio olívico, también aportan fondos en esa proporción], nuestra idea es que el que controle el proceso en A Coruña sea el Ayuntamiento, con independencia de que los fondos vengan de otras Administraciones», indican desde el gobierno local coruñés. Además, dicen que Vigo y A Coruña son casos muy distintos: «A Coruña nunca estuvo en esa fase de degradación», apuntan, en la que sí estuvo Vigo. 

Alternativas

De dónde vendrán los fondos. A Coruña trabaja en su plan de revitalización de la Ciudad Vieja. «La nueva ley autonómica de rehabilitación y planes Rexurbe pueden ser palancas. No solo hace falta rehabilitación arquitectónica, sino planes más integrales, comerciales, dotacionales y de movilidad», indica el edil de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada

Desde la Xunta apuntan también al plan Rexurbe como un instrumento para recuperar los cascos históricos gallegos. La conselleira, Ángeles Vázquez, anunció que en A Coruña se empezarán a adquirir inmuebles dentro de ese plan el año que viene. Además, Medio Ambiente pide al consistorio que se adhiera a otras líneas de ayudas del IGVS, como el programa de Vivendas Baleiras, que el anterior ejecutivo local no quiso firmar.

El antes y el después de una casa en ruinas de la Ciudad Vieja convertida en joya del diseño

E. Eiroa
Antes y después de la rehabilitación
Antes y después de la rehabilitación

La reforma de una vivienda en el casco histórico de A Coruña, que costó 125.000 euros, ejemplifica el camino a seguir para revitalizar el barrio

La Ciudad Vieja se vacía y si algo puede evitar frenar esa tendencia es la rehabilitación de viviendas y la iniciativa privada. El gobierno local prepara un plan de revitalización, pero todavía no se ha puesto en marcha en una zona en la que nunca se vio ninguno.

Hay calles de la zona noble de A Coruña donde no llegan el cable ni el gas. Firmes deteriorados, cableados al aire y redes verdes que cubren las fachadas para evitar desprendimientos completan un panorama poco halagüeño.

Hay a veces, eso sí, pequeños destellos, ejemplos que bien pueden marcar el camino a seguir para darle nueva vida a una zona, por su parcelario, difícil de adaptar a las necesidades actuales. El piso que rehabilitó Myriam Sánchez en la calle Cortaduría es un claro ejemplo de trabajo bien hecho. El diseño corrió a cargo de los arquitectos García y Somoza y la obra, de la constructora Matraz.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Vigo multiplica por seis la inversión de A Coruña para su casco histórico