Ignacio Picatoste: «Los jueces trabajamos 24 horas al día»

Preocupado por el colapso en algunos juzgados, dice que se están tomando las medidas adecuadas para paliarlo


redacción / la voz

Ignacio Picatoste Sueiras (A Coruña, 1964) tomó la pasada semana posesión como presidente de la Audiencia Provincial de A Coruña. Su elección fue respaldada en julio por amplia mayoría del pleno del Consejo General del Poder Judicial. El magistrado ya llevaba 14 años en la sección primera de la Audiencia Provincial.

-Acaba de ser nombrado presidente, con todo lo que ello conlleva, y seguirá juzgando. ¿Cuántas horas tiene su jornada?

-Las que hagan falta. Y eso lo hacemos todos los jueces. Nuestro trabajo es de 24 horas.

-¿Así que se lleva trabajo a casa?

-(Ríe) Puedo estar paseando, por ejemplo, por el paseo marítimo e ir pensando en algún asunto. Mi trabajo no me abandona. A veces estás tranquilamente viendo una película y, de pronto, te viene una cosa a la cabeza. A los jueces nos pagan por decidir y sobre todo decidir de forma que sea comprensible.

-¿Qué echa en falta en la Justicia?

-Lo que todos. Primero, como jueces, una sensación de valoración de lo que hacemos. Queremos que el ciudadano tenga una mayor sensación de eficacia de la Justicia. Pese a que la Justicia es eficaz. Tiene unos tiempos que es lo que a veces no entiende el ciudadano, pero eso lo establece la ley por una cuestión de garantías procesales. No voy a hablar de dotaciones, pero sí de una mayor inversión. Sí que es cierto que es necesaria una mayor y mejor dotación presupuestaria. Pero no tanto más dinero, sino dónde necesitamos más dinero. Establecer un plan a largo plazo. El pacto de Estado por la Justicia busca qué queremos conseguir, qué tenemos para conseguirlo y en cuánto plazo. Hay un consenso amplísimo y podríamos conseguir todas estas cuestiones de comunicación, agilidad y transparencia con una cierta seguridad.

-¿Es tan lenta la Justicia como se dice?

-No necesariamente acortar los plazos procesales nos va a conducir a una mayor rapidez en el procedimiento. Sí es cierto que hay determinados tipos de asuntos que no pueden esperar. En un procedimiento, el tiempo es más que oro.

-Dedicó gran parte de su discurso de toma de posesión a la violencia machista...

-La Justicia, por desgracia, actúa siempre a posteriori, no podemos actuar antes. Es un fenómeno de tales dimensiones, sociales, culturales e incluso económicas... Es un mal que tiene que ser abordado por todo el conjunto de la sociedad. Trasciende a la Justicia. Es comparable a la lucha contra las drogas en los ochenta, cuando el problema se abordó desde distintas perspectivas, no solo la penal, sino también de formación, con criterios terapéuticos y una percepción social. Con la violencia de género pasa igual, tiene que ser abordada desde el punto de vista educativo, en igualdad real, con la conciencia social de que esa situación existe en todos los ámbitos sociales. La respuesta judicial es la última. Pero eso no quiere decir que no tengamos que actuar en la prevención.

«Quitar los bienes conseguidos de manera ilícita es una herramienta muy eficaz»

Ignacio Picatoste fue el primer juez que aplicó la figura del decomiso ampliado; es decir, quitarle al condenado los bienes obtenidos por sus hechos.

-Usted abrió el camino...

-Es una figura que se está aplicando. Cuando el asunto viene debidamente investigado, es una herramienta valiosísima, no solo como complemento de la acción penal. En esa materia no existe presunción de inocencia. Se aplica y luego se le dice al reo: «Ahora demuéstreme usted que ese patrimonio no viene de hechos ilícitos». Es una herramienta sólida, efectiva y cada vez se aplica más. El que la hace, que devuelva el dinero.

-¿Están los juzgados gallegos colapsados?

-Hay sobrecarga en la inmensa mayoría y en algunos la cantidad de asuntos que llegaron supuso un esfuerzo grandísimo. Se están tomando medidas, con refuerzos. Se buscaran las medidas que hagan falta.

-Hábleme de la futura organización territorial.

-Antes o después debemos enfocar la reestructuración de la organización judicial española. Es un problema común a todo el territorio. Debemos concentrar no solamente la actividad judicial, sino también social, con mecanismos. La agrupación de partidos judiciales es una realidad que tenemos que afrontar. No es pérdida de cercanía, es una mejora de la eficacia del servicio.

-¿Está a favor de la especialización de los jueces?

-Que un juez tenga un conocimiento especifico sobre una determinada materia es bueno. Pero que un juez solo sepa de una rama del derecho es imposible. Uno de lo penal tiene que tener conocimientos de civil, administrativo, mercantil... Cuando alguien va a acceder a un destino concreto, se realiza un curso concreto.

Tres decenios dedicados a la judicatura y miembro de la sala de Gobierno del TSXG

Ignacio Picatoste ingresó en la carrera judicial por oposición en 1990 y su primer destino fue el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Lalín. «La verdad es que no recuerdo cuál fue mi primera causa», cuenta 29 años después. Más tarde, ejerció en los Juzgados de San Sebastián, Ferrol y A Coruña. En el 2005 se incorporó como magistrado a la Audiencia coruñesa. Cuenta con una amplia experiencia gubernativa, pues fue juez decano de los Juzgados de Lalín y desde el 2004 forma parte, como miembro electo, de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. Además, es el delegado en este tribunal del programa del Consejo General del Poder Judicial «Educar en Justicia» y participó en numerosos cursos, conferencias y seminarios.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ignacio Picatoste: «Los jueces trabajamos 24 horas al día»