El antes y el después de una casa en ruinas de la Ciudad Vieja convertida en joya del diseño

La reforma de una vivienda en el casco histórico de A Coruña, que costó 125.000 euros, ejemplifica el camino a seguir para revitalizar el barrio

Antes y después de la rehabilitación
Antes y después de la rehabilitación

A Coruña / La Voz

La Ciudad Vieja se vacía y si algo puede evitar frenar esa tendencia es la rehabilitación de viviendas y la iniciativa privada. El gobierno local prepara un plan de revitalización, pero todavía no se ha puesto en marcha en una zona en la que nunca se vio ninguno.

Hay calles de la zona noble de A Coruña donde no llegan el cable ni el gas. Firmes deteriorados, cableados al aire y redes verdes que cubren las fachadas para evitar desprendimientos completan un panorama poco halagüeño.

Hay a veces, eso sí, pequeños destellos, ejemplos que bien pueden marcar el camino a seguir para darle nueva vida a una zona, por su parcelario, difícil de adaptar a las necesidades actuales. El piso que rehabilitó Myriam Sánchez en la calle Cortaduría es un claro ejemplo de trabajo bien hecho. El diseño corrió a cargo de los arquitectos García y Somoza y la obra, de la constructora Matraz.

A diferencia de los pisos estandarizados del mercado de vivienda nueva, el de Myriam Sánchez es una vivienda única, «un pequeño museo», como la define el arquitecto Toni García. Pero no solo eso. Frente a la idea muy difundida de que rehabilitar sale muy caro, el caso del apartamento de Cortaduría revela lo contrario. Su propietaria adquirió la vivienda en el 2017 por 75.000 euros y completó la reforma, con serios imprevistos incluidos, por otros 50.000 euros más. En total, 125.000 euros que dieron como resultado una vivienda única y cargada de historia, con un diseño muy cuidado y materiales de primera calidad.

ANTES

DESPUÉS

Es decir, la Ciudad Vieja sí es una alternativa al mercado de la vivienda nueva, pero es que además, la reforma llevada a cabo en ese apartamento permitió detectar problemas estructurales en el inmueble en que vivían otros vecinos y solucionarlos, garantizando la continuidad del edificio.

ANTES

DESPUÉS

«Hacen falta incentivos para rehabilitar, atraer actividades, regalarle el IBI a quien monte un negocio», cuenta el arquitecto Toni García, que vive en la zona y constata que, desgraciadamente, se está reformado poco. «Lo que queda es muy difícil de vender, son casitas con una habitación por planta, eso es algo muy especial», cuenta.

ANTES

DESPUÉS

El 34,7 % de las viviendas del casco están deshabitadas: 641 en total. «Lo que queda aquí tiene un valor enorme, pero está en muy mal estado», apunta.

El piso de Myriam Sánchez estaba en esa lista de patrimonio dañado. Los muros de piedra estaban a punto de venirse abajo, horadados en muchos sitios por anteriores propietarios para instalar aseos y cocinas. La carcoma, además, había deteriorado la estructura de madera. Durante la obra fueron saneando el inmueble, quitando capas de yeso y dejando a la vista la estructura de piedra y madera para ponerla en valor. Aunque la casa es del XIX, aparecieron en los muros vestigios anteriores que fueron salvaguardados. Todo el interior es de piedra y madera y hasta se ha instalado un aislamiento acústico para minimizar el ruido que transmiten las viejas estructuras. El resultado salta a la vista: una vivienda única.

ANTES

DESPUÉS

 

Pisos de 20 metros en Galicia: la última consecuencia del bum del alquiler

m. méndez

Ya se han tenido que retirar anuncios de viviendas con tamaños que son la mitad de lo que marca la norma gallega para las nuevas construcciones

Mensualidad de 350 euros y rebajada, antes estaba a 400; segunda planta, interior; en una zona de alta demanda en A Coruña, cerca de Zalaeta... Pero, eso sí, de 20 metros cuadrados. El anuncio, publicado en el portal Idealista, despertó las críticas en las redes sociales, especialmente en Twitter, donde se cuestionó que un «zulo» o «trastero» se alquilase como vivienda. Al cabo de un día, fue borrado de la web de la plataforma, donde se indica que el anunciante «lo dio de baja». Desde Idealista lo confirman: «Se trata de un inmueble en absoluto representativo del mercado gallego, tanto por tamaño como por prestaciones. En estos momentos no hay ninguno de menos de 27 metros cuadrados en alquiler en la ciudad».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El antes y el después de una casa en ruinas de la Ciudad Vieja convertida en joya del diseño