Hartazgo vecinal por el abandono de un solar de O Castrillón que iba a ser aparcamiento

Los residentes se quejan del estado del terreno que comunica la avenida de la Concordia con José María Hernansáez


A Coruña

La asociación de vecinos Castrillón - Urbanización Soto IAR denuncia el estado de abandono de un solar que se encuentra ubicado entre el número 17 y el 19 de la avenida de la Concordia, y que permite la comunicación peatonal con la calle José María Hernansáez.

Los caminos de tierra, barro y piedra que discurren por este terreno desembocan casi enfrente de la escuela infantil Carricanta y del centro de salud del barrio. El terreno está a escasos diez metros de estos centros públicos, y también de la oficina de Correos.

El presidente vecinal, Ramiro Otero, señaló que en este solar, «crece la maleza, las silvas, como si de un monte se tratase». De hecho, en el zarzal se reproduce «todo tipo de bicherío», indicó Marta, una vecina del número 17. Los residentes más próximos a este terreno tienen que convivir «con ratas, culebras, gatos asilvestrados...», subrayó Otero.

Marta indicó que recientemente le entró una rata en la casa, y conoce a otros vecinos que están sufriendo el mismo problema. «Y menos mal que segamos la maleza más próxima a nuestros bloques», contó otro residente. Si no fuese así, «el problema sería mucho mayor». Dicen que el servicio de jardinería acude a la zona «de vez en cuando», cuando les llaman. «Lo hacen bastante bien, pero las malas hierbas y los matorrales crecen tan deprisa que no dan abasto», indicaron.

Drogas

El problema de la maleza «lleva enquistado desde hace unos 50 años», recordó Marta. Pero en la actualidad la situación está empeorando, «y se vuelve cada vez más crítica», dijo el presidente vecinal, Ramiro Otero.

Los residentes encontraron jeringuillas tiradas entre los hierbajos: «Podemos ver cómo acuden jóvenes a pincharse a este terreno. Se esconden entre la maleza, en algún portal y en la plaza común y abierta de varios edificios», dijeron.

Otero recuerda que este terreno fue adquirido por el Ayuntamiento «a finales del 2018. Dice que casi la totalidad de los gobiernos municipales democráticos llevaban en sus programas «actuaciones para mejorar el entorno, pero no hicieron nada». Recuerda que la Marea tenía previsto habilitar un aparcamiento subterráneo, «pero no se llegó a ejecutar», manifestó. La asociación vecinal propuso la ejecución de este proyecto en los presupuestos participativos del 2019.

Ramiro Otero dice que ya no pueden esperar más. Asegura que ese solar «tiene que ser humanizado de forma urgente». Le recuerda al Ayuntamiento que además de ser «un foco de infección y zona habitual de drogodependientes», es un paso que eligen los mayores y los padres con niños «para acudir al centro de salud, a la guardería o al instituto, y así evitar la cuesta de la avenida de la Concordia». Por ello, el presidente vecinal exige que se adopten las soluciones «de forma inminente».

Un paso de cebra ocupado por coches y en medio de dos aparcamientos

Además del problema de insalubridad e inseguridad del solar que comunica la avenida de la Concordia con José María Hernansáez, la asociación de vecinos del Castrillón también denuncia el peligro que supone cruzar el paso de peatones ubicado entre las calles General Salcedo Molinero y José María Hernansáez. El presidente vecinal asegura que el riesgo radica en que el paso está pintado «entre dos aparcamientos: estacionan los coches hacia el interior, hacia los edificios, y hacia la avenida de la Concordia». Pero además, muchos conductores «dejan los vehículos encima del paso peatonal, y aún hay gente que protesta cuando los multan». Los residentes quieren que ese párking «se convierta en una plaza pública, una idea barajada por otros gobiernos municipales».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Hartazgo vecinal por el abandono de un solar de O Castrillón que iba a ser aparcamiento