A 92 multas diarias por pasar por la Marina

Las cámaras de control de acceso pusieron más de 22.000 sanciones el año pasado


A Coruña / La Voz

Desde su puesta en funcionamiento el 3 de abril del 2017 hasta el 31 de diciembre del año pasado, las cámaras de control de tráfico instaladas en la Marina y el Parrote impusieron 58.407 multas a otros tantos vehículos que pasaron por ese espacio semipeatonalizado sin contar con los permisos para ello. Salen a 2.781 sanciones al mes, 92 de media cada día, siendo, de lejos, la principal causa de penalización de tráfico en la ciudad.

El año pasado la cifra total de las cámaras bajó con respecto al primer año de funcionamiento de los dispositivos, aún así, fueron 22.220 las fotografías de esas cámaras que acabaron en penalizaciones para los conductores. La cantidad a abonar por no cumplir allí las normas municipales es de 100 euros, que se quedan en 50 euros por pronto pago. Suponiendo que todos los sancionados hubieran optado por esa última modalidad, el Ayuntamiento habría recaudado, en esos 21 meses, casi 3 millones de euros, es decir, la cuarta parte de la inversión municipal en la peatonalización de esa zona de la ciudad.

En nueve meses del 2017 los dispositivos sancionaron a más de 36.000 conductores. Los inicios no estuvieron exentos de polémicas. Hubo quien recibió hasta 21 multas, todas juntas y sin que se les notificase en un primer momento que no estaba cumpliendo las normas. Durante el pasado verano un error del Ayuntamiento supuso que se multase también con las cámaras a cientos de usuarios del aparcamiento subterráneo que circulaban correctamente. Tras varios días de incertidumbre para los afectados, el consistorio acabó anunciando que anularía de oficio esas multas.

Desde entonces no han vuelto a producirse incidentes relevantes. Las cámaras han reducido su ritmo sancionador pero siguen siendo, de lejos, la primera causa de penalización económica en la ciudad. Los 22.000 expedientes impuestos el año pasado suman más que el resto de los tramitados por toda la Policía Local junta en toda la ciudad por motivos de tráfico. Todos ellos alcanzan los 20.000.

El problema de las cámaras es que para muchos conductores la señalización no es clara. Los coruñeses se han acostumbrado a las nuevas normas de circulación en la zona, pero son muchos los usuarios del Abente y Lago que llegan de fuera de la ciudad y los turistas que pasan frente a la señal siguiendo a buses, taxis y residentes que sí tiene permitido el acceso.

Las cámaras pusieron 38 veces más multas que las expedidas por aparcar en paradas de autobuses y cinco veces más que las destinadas a conductores que estacionan junto a señales de prohibido. 

El 2018 fue el año con menor presión policial de la década

La presión policial en materia de tráfico bajó sensiblemente durante el 2018. Las multas por estacionar en doble fila -un mal endémico en la ciudad- bajaron un 25 %. Descontando las cámaras de la Marina, los agentes impusieron 20.316 sanciones durante todo el ejercicio. Fueron 13.500 menos que en el 2017. En el 2015 sumaron casi 30.000 y en años anteriores la cifra fue todavía superior. En el 2011, también sin cámaras, las sanciones de tráfico ascendieron a 45.266 en A Coruña en todo el año, más del doble de las que impuso el pasado ejercicio todo el cuerpo policial en el término municipal.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

A 92 multas diarias por pasar por la Marina