Los primeros grupos llegaron a las playas de A Coruña a las 20.00 horas del sábado

T. Rivas / E. Silveira A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

Marcos Míguez

Los más tempraneros se aseguran un sitio cerca del muro, lo que les permite apoyarse, resguardarse del viento y no tener ninguna hoguera detrás

23 jun 2019 . Actualizado a las 11:17 h.

Cada año que pasa resulta más complicado hacerse con un trozo de playa en la que disfrutar del San Juan, sobre todo en el Orzán, donde la afluencia de grupos de jóvenes es mayor que en Riazor. Los chavales lo saben, y por eso hay algunos que llevan desde las 20.00 horas del sábado reservando su espacio. 

Un grupo de unos 50 chavales del colegio Calasanz llevan organizando la logística de esta jornada de San Juan durante dos semanas. Los primeros llegaron a última hora del sábado y a las 5 de la mañana cambiaron de turno. El motivo de hacerlo con tanta antelación es para coger un sitio pegado al muro. «Así nos podemos apoyar y nos protege del frío», explican.

Otra de las pandillas, con miembros de Monte Alto, Elviña, O Temple o Vilaboa, llegaron a las 4 de la mañana y reconocen que a esa hora ya les resultó complicado parcelar por la gran afluencia de gente que había optado por hacerlo antes que ellos.