Familias se asientan en A Pasaxe en huecos que dejaron los realojados

Ocupan el solar en caravanas o camiones ante la prohibición de levantar nuevas chabolas


a coruña

El gobierno saliente de la Marea tampoco pudo con el poblado chabolista de A Pasaxe después de haberlo intentado cuatro años con un nuevo plan de realojo que consiguió sacar de ahí únicamente a 16 familias. Antes lo habían intentado socialistas y populares en sus distintas etapas y ninguno logró lo que se lleva peleando desde los ochenta, dejar el asentamiento como un solar para poder llevar a efecto los proyectos para la zona.

Volvió a pasar lo que le pasó a los anteriores gobiernos municipales, que cuando veían la cosa encarrilada se encontraron con la llegada de nuevos chabolistas que ocupaban los huecos dejados por los que habían sido realojados. Esta vez ocurrió de nuevo. Aparte de que de las 16 unidades familiares que lograron reubicar en distintos pisos de la ciudad, tres regresaron a los pocos meses, ahora se encuentran con la llegada de gente nueva. Al menos hay cinco caravanas que hace dos meses no estaban. Los últimos en asentarse, ante la imposibilidad de levantar una chabola debido a la estrecha vigilancia, ocupan los espacios vacíos con viejas o modernas autocaravanas. En una de ellas reside un joven matrimonio nacido en el asentamiento y que, tras varios años en la zona de Carballo, han vuelto «por necesidad». Quieren que les den facilidades para irse a un piso, pero ya les han dicho varias veces que no reúnen los requisitos y que se tenían que ir de ahí de inmediato. En el poblado de A Pasaxe aún quedan más de 30 unidades familiares. La mayoría tiene la promesa de un piso. Otros, la orden de marcharse.

El asentamiento de A Pasaxe comenzó a formarse en los ochenta, en su mayoría por familias de etnia gitana y de origen portugués. Las atracciones de feria, la chatarra y el furtivismo siempre fueron su fuente de ingresos. Nadie recuerda que haya habido en la vieja conservera un solo arresto por tráfico de droga. Jamás. Ni por robos. Lo que sí hubo, y en muchas ocasiones con extrema violencia, fueron enfrentamientos con la policía en los variados registros practicados por el furtivismo. El poblado se intentó desalojar en cuatro ocasiones y todas fracasaron. La primera vez, a las pocas semanas de reubicar a la mayoría de las familias y pagarles hasta 12.000 euros de ayuda, la gran mayoría regresó al asentamiento. Algunos, incluso, con más gente de la que se fueron.

Nadie dijo que iba a ser fácil y no lo está siendo. El desmantelamiento del poblado trajo de cabeza en los últimos cuatro años a los responsables del plan municipal Hábitat Digno. Sobre ellos recayó el realojo de los 120 adultos y 38 menores que ahí residían y, por haches o por bes, los números apenas disminuyeron.

En unos casos, porque las familias reubicadas continúan haciendo vida en el poblado durante el día y solo van al piso a dormir; en otros, porque algunas de ellas cedieron sus viejas casas a familiares llegados de otros puntos.

Testimonio de un «apátrida»: «Nací aquí, me fui con 8 años, volví el año pasado y no me quieren censar»

Un joven de 20 años al que llamaremos José reside en una minúscula caravana junto a su esposa en el medio y medio del asentamiento. Llegaron hace ahora un año, cuando se casaron y cuando ya llevaba meses en marcha el plan de realojo y cerrado el censo de habitantes. Por tanto, quedaron fuera. Les negaron el entrar a formar parte del padrón y les informaron de que tendrían que abandonar el poblado más pronto que tarde. «Pero no tenemos a dónde ir», cuenta José, que no entiende cómo se le puede negar el empadronamiento habiendo nacido en el poblado. «Me fui con 8 años a Monte Xalo con mi familia y al casarme salí de casa y regresé aquí pensando que me ayudarían».

Cronología

1984 | Nace el poblado. Los chabolistas de la Cubela son reubicados en Penamoa y A Pasaxe para construir El Corte Inglés.

1990 | El asentamiento crece con gitanos llegados de Portugal. Familias lusas que se dedicaban a las ferias multiplican la población. Ya eran más de 60.

2000 | Declaran en ruina la nave de La Toja. El Ayuntamiento pide a los que viven junto a la nave que se cambien de lugar.

2002 | La inmobiliaria Altramud adquiere los terrenos. Una empresa coruñesa compra los terrenos pese a que llevan años ocupados.

2012 | La Justicia ordena demoler la nave. Ante el riesgo de desplome, un Juzgado obligó a la empresa propietaria a demoler la nave.

2015 | El TSXG ordena al Ayuntamiento al realojo. Tras un recurso de Altramud, El TSXG falla a su favor y responsabiliza al gobierno local.

2017 | Demolición y realojo. El 5 de mayo se derribó la nave y las familias que estaban pegadas a sus muros son realojadas.

2018 | Plan de Hábitat Digno. Comienza en el 2016 y logran hasta el momento el realojo de 16 familias.

2019 | Regresan chabolistas al poblado. Tres familias realojadas vuelven al poblado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Familias se asientan en A Pasaxe en huecos que dejaron los realojados