Cae la nieve de verano

Las semillas de los chopos, que no provocan alergia, cubren de blanco parques y jardines

Santa Cristina
Santa Cristina

A CORUÑA

El parque José Martí, en Santa Cristina (Oleiros), amaneció en la mañana del miércoles cubierto por un manto blanco. No es nieve, ni algodón, aunque lo parece. Son las pelusas blancas de los chopos, que muchos confunden con polen y realmente son semillas. Y no provocan alergia. 

Esas pelusas las producen las plantas del género Populus, de los chopos o álamos. Se trata de especies que al principio de la primavera producen su polen y, al dispersarse por el aire, llegan a las flores femeninas, las fecundan y se desarrolla la semilla. Generalmente a finales de la primavera, entre mayo y junio, la semilla está lista para propagarse envuelta de esa pelusa con aspecto de algodón que se denomina vilano. Tiene su razón de ser, ya que gracias a él pueden llegar más lejos en su vuelo aéreo para colonizar diferentes lugares. Esa es la misión de la nieve de verano, un transporte esponjoso para que la especie se multiplique y propague. 

Santa Cristina
Santa Cristina
 

La razón de que al vilano se le acuse de alérgico es que su vuelo suele coincidir con la época en que las gramíneas, que sí provocan alergia, comienzan a liberar su polen, causando las típicas reacciones primaverales: estornudos y lacrimeo. Sucede casualmente que a veces el polen de las gramíneas se pega a los algodones de  vilano, de ahí que se asocie su presencia a las molestias irritativas. Sin embargo, el polen es invisible. Nunca puede pintar el espectáculo de la nieve de verano.  

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Cae la nieve de verano