Los mercados, cuatro años sin obras de calado

Las reformas de Santa Lucía, Monte Alto o Adormideras comprometidas para el anterior mandato quedan pendientes para el próximo gobierno


A Coruña

En los últimos cuatro años se ejecutó la mejora de las cubiertas del mercado de Adormideras -que sigue a la espera de una mejora integral-, y se hicieron obras menores en otras plazas, como la de Elviña. También se sacaron a licitación los puestos de venta vacantes, aunque la convocatoria tuvo un éxito desigual, con 14 solicitudes para las 23 plazas ofertadas.

Pero los principales proyectos para mejorar las plazas de abastos de la ciudad se quedaron en el tintero, y algunos de esos espacios han entrado en una decadencia profunda de la que solo saldrán con una fuerte inversión pública. El caso más evidente es el del mercado de Santa Lucía. Solo quedan cinco placeros, que ya están buscando otros locales, y sus instalaciones se encuentran en un avanzado deterioro.

La situación del mercado ya era grave en el 2015. El proyecto del anterior gobierno municipal era reformar las instalaciones e incorporar en la misma parcela un nuevo centro de salud que diese servicio al barrio. El proyecto constaba con respaldo de la Xunta, que afronta cada vez más dificultades para dar cobertura sanitaria a la población del centro con las instalaciones actuales.

Como otros proyectos lanzados a finales del anterior mandato, el de Santa Lucía no estaba cerrado. El nuevo gobierno local rechazó los planes que había heredado, frenó el proceso en marcha e insistió en que la concesionaria saliente repararía las instalaciones. Esos arreglos, superficiales e incluso inexistentes según los placeros, no han impedido el importante deterioro del edificio. Desde aquellos trámites, poco más se hizo. Los vecinos del barrio defendieron el proyecto original de combinar el mercado con el centro de salud, el gobierno local lo rechazó, e insistió en que el mercado se combinase con un centro cívico. No se hizo ni una cosa ni la otra. Ni mejora del mercado, ni centro cívico, ni ambulatoria. En los presupuestos siempre se incluyeron partidas para iniciar los trabajos de rehabilitación, que el alcalde calificó de urgentes, y se anunciaron varios plazos para empezar. Pero no fue así. El futuro de Santa Lucía depende de la próxima corporación municipal.

Otro tanto ocurrió con el mercado de Monte Alto, cuya historia es parecida. El deterioro de las instalaciones ya era notable en el 2015. El anterior gobierno local había puesto sobre la mesa un plan de reforma, pero no llegó atado a las elecciones municipales. El nuevo ejecutivo municipal rechazó el proyecto, que consideraba sobredimensionado, y convocó un concurso del que saldría una nueva planificación.

Como en el caso de Santa Lucía, el gobierno local incumplió sus propios plazos una y otra vez. El concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, anunció su arranque, por ejemplo, para octubre del 2017. No fue así.

De hecho, la junta de gobierno local aprobó esta misma semana, a pocos días de las elecciones municipales, el informe propuesta para la aprobación inicial del estudio de detalle. Es decir, un trámite previo que indica que las obras aún tardarán meses en ponerse marcha.

Es más, pese a los anuncios de Varela, en el citado informe propuesta se indica que no fue hasta el 29 de enero de este año cuando el gobierno local encargó la redacción del proyecto de reforma.

La falta de tiempo era reconocida por el gobierno local, que en su proyecto de presupuestos de este año solo incluía una partida de 96.000 euros para la reforma. El grueso, 3,5 millones de euros, estaban comprometidos para el 2020, pero a la vista del estado de los trámites es posible que no se puedan invertir en su totalidad.

Las propuestas de los partidos

Marea Atlántica

La principal propuesta es la «remodelación dos mercados de Santa Lucía, Monte Alto e Durmideiras e dos de renovación da contorna en San Agustín e Ramón Cabanillas», que ya estaban comprometidos para el mandato que acaba.

PP

Además de las reformas que el Ayuntamiento no hizo en este mandato, proponen una concejalía específica, una plataforma de compra online, descuentos en los aparcamientos, actualizar la ordenanza y sacar a concurso los puestos libres. 

PSOE

También prevén ejecutar las obras pendientes y, en los primeros meses de mandato, aprobar una nueva ordenanza consensuada con los placeros, además de otras mejoras como generalizar la entrega a domicilio y la compra «online». 

BNG

Mantienen las obras que no se ejecutaron. Además se marcan el objetivo de que todos los mercados tengan el sello de «excelente» de la Xunta, prometen sacar los puestos vacíos, instalar consignas y actualizar la ordenanza. 

Ciudadanos

Ciudadanos también recupera las reformas que no se hicieron. Plantean ampliar los horarios de los mercados y mejorar sus servicios con compra online y entrega a domicilio, además de incluir esos espacios en la oferta turística. 

 

 

 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los mercados, cuatro años sin obras de calado