El Ayuntamiento de A Coruña fija en un 50 % los servicios mínimos en Nostián

El domingo a las 22 horas arrancará la huelga indefinida en la planta de reciclaje. Los trabajadores denuncian que sus sueldos están «congelados» desde el año 2013


A Coruña

El gobierno local ha fijado en un 50 % los servicios mínimos en la planta de tratamiento de residuos de Nostián durante la huelga indefinida que arrancará el próximo domingo a las 22 horas. Según ha comunicado al comité de empresa, el Ayuntamiento prevé que trabajen 49 de los 100 trabajadores de la instalación, que trata cada día más de 400 toneladas de basura procedentes de A Coruña y los municipios de Abegondo, Bergondo, Betanzos, Cambre, Carral, Culleredo y Oleiros.

La causa de las movilizaciones es la negociación del convenio colectivo. Las conversaciones arrancaron el año pasado con posturas muy alejadas. El comité de empresa, que preside Julio Maceiras (UGT), reclama una actualización de los salarios del 3 % y la recuperación de la paga extra retirada durante la crisis. La empresa gestora, Albada, rechaza cualquier aumento del gasto en personal. En el 2018, después de que Arteixo decidiese dejar las instalaciones para llevar sus residuos a Sogama y de varias sentencias que le endosaron gastos que en principio iban a ser municipales, anunció una reducción de los costes laborales de 600.000 euros. En la actualidad ya no plantea esa bajada, sino el mantenimiento de las condiciones actuales. Los trabajadores no están de acuerdo, y denuncian que sus sueldos están «congelados» desde el año 2013.

Las negociaciones encallaron ya hace semanas en esas posturas, y los trabajadores reclamaron al gobierno local -la propiedad de la planta es municipal- que intervenga para que la empresa se siente a negociar.

La negociación del convenio se ha visto complicada por el fin de la concesión de la planta. El contrato de Albada terminará el próximo 31 de diciembre, y el Ayuntamiento apenas ha iniciado los trámites para licitar el nuevo contrato. Los trabajadores temen que ese proceso termine antes que la negociación del convenio, con lo que sus puestos pasarían a estar regulados por la normativa sectorial, que no recoge muchas de las mejoras que han logrado en los últimos años.

Ese es uno de los motivos por los que exigen la intervención del gobierno local, pero la respuesta del ejecutivo municipal ha sido casi nula hasta ahora, denuncia Maceiras, que está sorprendido porque el Ayuntamiento parece más interesado en «xestionar a folga» que en evitar que ocurra.

Este viernes, después de que se sucediesen las entrevistas con los grupos de la oposición, el gobierno local les ha citado para una reunión, pero durante las últimas semanas apenas hubo comunicación, denuncia el presidente del comité, incluso cuando ya se había convocado la huelga. Es más, señala que el gobierno local había solicitado información para organizar los servicios mínimos antes de la notificación del paro.

Las protestas del 2013

La anterior huelga de la planta de Nostián data del 2013 y duró 108 días. Fue el conflicto laboral más largo que vivió la ciudad en décadas y también uno de los más duros. Fue necesario depositar la basura en otras instalaciones y se sucedieron los sabotajes en las instalaciones, a los camiones de recogida o las quemas de contenedores. Durante las movilizaciones también se produjo un incendio en la propia planta.

Aunque las protestas no afectaban a la recogida de basuras, sino que se limitaban a la planta de tratamiento, como ahora, los residuos llegaron a acumularse en la calle, ya que los trabajadores se solidarizaron con la huelga.

En esta ocasión parece más difícil que se llegue a ese extremo, ya que el comité de empresa de la recogida de basura y la limpieza viaria se ha distanciado de la huelga de Nostián, pero esos servicios también están en situación inestable -se prestan sin contrato desde hace más de un año porque el gobierno local no tramitó a tiempo su renovación- y la situación podría complicarse.

Otro conflicto que va camino del próximo mandato

El próximo mandato municipal arrancará con todo el sistema municipal de limpieza, recogida y tratamiento de basuras en crisis. Los dos primeros servicios, los más caros que gestiona el Ayuntamiento, carecen de contrato reglado. El concurso para adjudicar el primero será probablemente recurrido. El segundo está suspendido por orden de los tribunales administrativos, que van a investigar los errores denunciados por los sindicatos. A esos frentes se suma la inminente huelga en la planta de Nostián, que tiene muchas papeletas para pasar en carne viva al próximo mandato municipal. La resolución de los conflictos y la renovación de los contratos de esos tres servicios, en los que trabajan más de 480 personas y que cuestan al Ayuntamiento más de 30 millones anuales, consumirán gran parte del trabajo del próximo gobierno, que deberá evitar que los problemas sigan degradando el funcionamiento de unos servicios básicos para la ciudad.

El TSXG ratifica que una moción contra Clece fue irregular

El TSXG ha rechazado el recurso presentado por el Ayuntamiento contra una sentencia que anuló de una moción aprobada en el pleno contra la empresa Clece, gestora del servicio de ayuda a domicilio. El tribunal consideraba que la citada moción fue irregular. El TSXG confirma que es así, y condena al Ayuntamiento a pagar 700 euros en costas. Clece ha anunciado que, una vez haya cobrado, donará el doble de esa cifra a una asociación de emprendedores.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Ayuntamiento de A Coruña fija en un 50 % los servicios mínimos en Nostián