La Universidad coruñesa premia el escepticismo

Convoca la primera edición de los Premios Isabel Zendal para provover el pensamiento crítico entre chavales de secundaria


A CORUÑA

La Unidad de Divulgación Científica y Cultural y el Campus Innova de la Universidade da Coruña, en colaboración con Círculo Escéptico, acaban de convocar la primera edición de los Premios Isabel Zendal al fomento del escepticismo en la educación secundaria. 

El concurso tiene como objetivo promover el pensamiento crítico y racional como herramienta para la comprensión del mundo y la toma de decisiones en la vida cotidiana, especialmente entre los más jóvenes. 

Dirigido a jóvenes que estén cursando desde primer curso e ESO a segundo de Bachillerato, los participantes en el certámen deberán presentar antes del 11 de mayo una pieza escrita, en forma de artículo periodístico, exposición divulgativa de un experimento desarrollado por el alumnado, cuento o relato corto. El jurado valorará la creatividad, originalidad y la adecuación a los valores del pensamiento crítico, así como el lenguaje utilizado. Los trabajos deberán integrar los valores del escepticismo y la cultura científica, la difusión del conocimiento, la ciencia y sus métodos, y la refutaión de las pseudociencias, así como la lucha contra la difusión del engaño y las noticias falsas. Los organizadores han establecido dos categorías, una para alumnado de 1º a 3º de ESP y FP básica, y otra para los estudiantes de 4º de ESO, Bachillerato y ciclos formativos de grado medio. 

Junto a los premios económicos, tres de 100, 200 y 300 euros, los ganadores recibirán una colección de libros y sus trabajos se incluirán en una publicación. 

Los interesados en participar pueden solicitar más información en la web www.premioszendal.org. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Universidad coruñesa premia el escepticismo