La residencia La Ciudad finalizó su última reforma

«Aquí los mayores son personas autónomas y totalmente independientes», asegura la directora Raquel Fernández

;
La residencia La Ciudad finalizó su última reforma «Aquí los mayores son personas autónomas y totalmente independientes», asegura la directora Raquel Fernández

A Coruña / La Voz

La que, dicen, podría ser una de las residencias más antiguas de Galicia celebró recientemente su última remodelación con una jornada de puertas abiertas. La reforma es integral y engloba todos los rincones del edificio Domus Vi, La Ciudad, ubicado en la céntrica calle de Santo Domingo.

El centro se caracteriza porque todos sus residentes son independientes. Es decir, la residencia es un segundo hogar de los usuarios, que pueden entrar y salir cuando quieran. «Este es un centro de personas autónomas y toda la gente que viene es totalmente independiente», explica la directora de La Ciudad, Raquel Fernández.

Con esta remodelación, a las instalaciones tradicionales se han añadido nuevos espacios que comprenden la creación de una nueva sala en las plantas comunes. «Así pueden celebrar cumpleaños con sus familias o simplemente salir de la habitación», cuenta Fernández. También han llevado a cabo una renovación del mobiliario en otras estancias como la biblioteca.

«Hay personas abonadas a la ópera que van todos los viernes», explica la directora, que recalca la total independencia de la que disponen los usuarios de esta residencia. El centro tiene capacidad para 77 personas de entre 74 y 99 años. Ahora mismo están disponibles cuatro habitaciones dobles y dos individuales. Cada una de las estancias tiene un nombre ambientado en la ciudad herculina y las habitaciones están adornadas con fotos del lugar al que hacen referencia. 

En la cocina, producto local

Desde la cocina de La Ciudad solo salen platos cocinados con productos locales. También disponen de dietas especializadas y menús alternativos. Son los propios usuarios los encargados de elegirlos durante el desayuno.

Isabel Matos vive con su marido en la residencia desde hace cinco años. «Vamos al cine, a tomar un vermú algún domingo o a beber una cerveza durante la semana», explica la mujer, que sitúa a la biblioteca de la residencia como una de sus estancias imprescindibles. «Me encanta leer y voy con los libros a todas partes porque no me quiero despegar de ellos», cuenta Isabel Matos.

En el centro también ofertan clases de informática cada miércoles, para ejercitar la memoria y sesiones de gimnasia, así como servicios de enfermería, peluquería, podología y fisioterapia, entre otros. El trato es personalizado para cada usuario y los residentes pueden pasar los días que deseen con sus familias; bien sea en los lugares que reserva el centro para los encuentros o viajando a otras ciudades para pasar el fin de semana.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La residencia La Ciudad finalizó su última reforma