El gobierno de A Coruña recurre la sentencia de Náutica para frenar la edificación en el polígono coruñés

El Ayuntamiento acude a la vía judicial para evitar nuevos desarrollos urbanísticos


A Coruña / La Voz

El Ayuntamiento no está de acuerdo con la sentencia del Contencioso número 3 de A Coruña, que considera ilegal la declaración de caducidad de una licencia en Náutica por parte del consistorio, y avanza que recurrirá ese fallo ante el TSXG porque considera que a ese permiso para edificar sí le había pasado el plazo para hacerlo.

Con esa decisión el gobierno local abre un nuevo frente urbanístico que puede suponer para el consistorio hacer frente a una indemnización de más de 2,5 millones de euros. En esa cantidad fijaba el recurso de la empresa la cuantía de la obra que tendría derecho a ejecutar, según el fallo del Contencioso, y a la que María Pita retiró el permiso.

El caso de Náutica suma otra pugna judicial en el urbanismo coruñés. El interés de la concejalía de Rexeneración Urbana de frenar nuevos desarrollos en la ciudad ha acabado en el juzgado en varias ocasiones, con resultados desiguales para el consistorio. También ha supuesto, indica Juan José Yáñez, representante de la asociación de promotores Aproinco, la marcha de muchas empresas a otros municipios en busca de una mayor seguridad jurídica.

Otros casos judicializados

Entre las últimas sentencias contrarias a los intereses del gobierno local destaca la del Agra de San Amaro, un caso que viene de muy atrás y en el que se condena al consistorio a indemnizar con 140.000 euros a los promotores por la imposibilidad de construir allí. También en el caso del convento de Adoratrices se dio la razón al empresario en cuanto a la catalogación del suelo. La sentencia obligaba a modificar el planeamiento para adaptarlo al fallo judicial, pero ese cambio no figura entre los asuntos prioritarios del ejecutivo y la empresa no podrá empezar a edificar mientras no se realice esa adaptación de la normativa, que no tiene fecha.

El consistorio, además, aprobó recientemente una suspensión temporal de la concesión de licencias en el entorno de la Ciudad Vieja, con el objetivo de frenar allí la venta de las parcelas de Defensa en la Maestranza. El ministerio, que tenía en marcha una operación cercana a los 12 millones de euros, presentó un recurso contra la decisión municipal y estudiaba acciones legales contra el consistorio para mantener el valor de sus propiedades, calificadas como suelo urbano consolidado y con derechos reconocidos en ellas desde los años 80.

El Ayuntamiento impidió también el desarrollo del polígono de Percebeiras por considerar que allí había un exceso de edificabilidad propuesta y aunque finalmente dio licencia de primera ocupación en el Ofimático a los cooperativistas, otros propietarios siguen esperando allí a la reforma de un plan que les permita edificar. En ese mismo lugar la Xunta tuvo que esperar cerca de dos años para conseguir una licencia para un bloque de 40 viviendas sociales.

En A Coruña se construye menos vivienda nueva que en Arteixo, Oleiros y Sada

«Las empresas no quieren ir al juzgado nunca, solo quieren agilidad y seguridad jurídica, lo que ocurre es que muchas empresas se van de A Coruña para no tener que litigar», dice Juan José Yáñez, representante de Aproinco.

Yáñez entiende que el gobierno local «hace gala de unas buenas prácticas urbanísticas que no tiene», dice en alusión a los procesos judiciales abiertos, entre ellos el último de Náutica, donde Rexeneración Urbana trató de frenar la construcción de 167 viviendas, aunque finalmente 137 consiguieron seguir adelante y las últimas 30 habrían sido validadas por la sentencia ahora recurrida por el consistorio.

Trabas a la construcción

Según Yáñez, A Coruña pone demasiadas trabas tanto en obra nueva como en restauración de edificios enteros, motivo por el cual las constructoras buscan trabajo en otros lugares.

Según los datos estadísticos que publica el Ministerio de Fomento, entre el 2015 y el 2017 en A Coruña obtuvieron licencia 77 nuevas viviendas que suman 20.473 metros cuadrados. En Sada, por ejemplo, hubo 87 viviendas y 19.944 metros cuadrados en el mismo período aunque las magnitudes de ambos municipios son muy distintas.

El dato de A Coruña contrasta también con el de Oleiros, municipio que supera con diferencia a la ciudad. Allí sumaron 161 licencias para pisos y casas y casi 52.000 metros cuadrados construidos, más del doble que A Coruña. Entre los años 2011 y 2014 en la ciudad hubo licencia para 749 viviendas, diez veces más que en el último período computado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

El gobierno de A Coruña recurre la sentencia de Náutica para frenar la edificación en el polígono coruñés