El presupuesto municipal de A Coruña tropieza también en la comisión antes del no del pleno

La oposición exige al gobierno local el modificativo para pagar a las asociaciones


A Coruña

El presupuesto municipal del 2019 encalló este miércoles en la comisión de Facenda, un órgano sin carácter ejecutivo en el que, con la abstención del BNG y el voto en contra del PP y PSOE, el documento que solo apoyó la Marea fue desfavorablemente dictaminado. Lo esperado, después de que durante semanas toda la oposición haya cerrado filas en sus críticas no solo a las cuentas, sino la forma en la que el gobierno local las elaboró este año y a los tiempos que manejó para ello.

Aunque las críticas a la Marea le llegaron de las tres formaciones, lo fundamental era la postura de una de ellas, el PSOE, pues sin sus votos los de Ferreiro ya sabían que no sacarían adelante su propuesta. Es más, el alcalde sostuvo durante semanas que ni siquiera las llevaría a pleno si antes no tenía garantizados los apoyos. No los tiene, pero los presupuestos municipales irán igual el lunes a una sesión en la que la Marea tiene asegurado el voto en contra. La concejala de Facenda, Eugenia Vieito, acusó de «irresponsable» la postura de PP y PSOE y aseguró que el rechazo a la propuesta de la Marea pone en riesgo partida de obligado cumplimiento en materia de personal. «A oposición, e nomeadamente o PSOE, quen é coñecedor dende hai meses do proxecto orzamentario do goberno local, debería explicar se os réditos electorais que pretende sacar coa paralización da aprobación dos orzamentos municipais para este ano compensan o feito de que se poñan en risco tanto os dereitos do persoal funcionario como outros servizos necesarios para a cidadanía e o tecido asociativo da Coruña», señaló. 

«El único objetivo es hacerse la víctima, llevan cuatro años con el victimismo a cuestas, es la postura en la que se sienten cómodos para no hacer nada», dijo ayer la portavoz popular, Rosa Gallego, tras la comisión.

Desde que el PSOE dejó claro el mes pasado que no apoyaría los prepuestos de la Marea le llovieron las críticas de ese partido por «bloquear» la ciudad y sus inversiones. El año pasado los socialistas sí facilitaron la aprobación y también lo hicieron en los anteriores, pero tras largas negociaciones. Los socialistas, que no vieron ningún papel de las cuentas del 2019 antes del 21 de diciembre, llevan semanas pidiendo, con el resto de los grupos, que Ferreiro lleve a pleno un modificativo. Se trata de una figura legal que permite cambiar dinero de unas partidas a otras aunque se funcione con las cuentas prorrogadas. Ese modificativo serviría para garantizar el pago de las ayudas a las asociaciones y también las inversiones previstas que están en marcha.

Los de Ferreiro, por el momento, no han dado ningún paso adelante para ejecutar esa medida en pleno, donde sí tendrían votos suficientes garantizados para lograr realizar esos pagos.

La Marea no presentará el modificativo, pero sí el presupuesto exigiendo que se apoye todo el documento y sin dar pie a los cambios puntuales que le pide la oposición: o todo o nada. 

Inversiones pendientes

Desde el PP se preguntan cómo es posible que exista tanta urgencia ahora por ejecutar inversiones que se llevan retrasando desde el 2016, como El Remanso, los mercados de Adormideras, Monte Alto y Santa Lucía y el centro deportivo del Castrillón. «Aún no tienen ni proyecto», dijo Rosa Gallego apuntando que es imposible que esa obra se ejecute en los tres meses que restan hasta las municipales.

Esa última inversión tiene preocupados a los vecinos del barrio, que llevan desde finales del anterior mandato esperando por esa obra, actuación que el PSOE se comprometió a facilitar, también vía modificativo, para que siga su curso. En el Castrillón el edificio del centro deportivo lleva más de un año terminado, pero en ese tiempo el Ayuntamiento no inició la adecuación del interior, con la construcción de la piscina y la dotación de equipamiento. 

De aprobarse, las cuentas no se aplicarían hasta dos meses antes de las elecciones

El lunes los presupuestos recibirán el no del pleno, pero aunque la Marea lograse sacarlos adelante allí, llegan al Ayuntamiento fuera de plazo, y sumándole a ese retraso los trámites administrativos para su aprobación definitiva, no podrían entrar en vigor como poco hasta finales de marzo, es decir, a dos meses de las elecciones municipales.

Para la portavoz socialista, Yoya Neira, «es una irresponsabilidad llevar a pleno un presupuesto con un informe desfavorable de la comisión», un paso que busca la Marea, dice, para tratar de «vender su victimismo» y además una pérdida de tiempo, asegura, cuando lo que tendría que estar haciendo el gobierno local es negociando ya el modificativo para pagarle a las asociaciones. «Y que digan por qué más de la mitad de las inversiones previstas para el 2018 quedaron sin ejecutar», dice Neira, que además critica que Ferreiro les mostrara una propuesta y después presentara otra distinta a los vecinos tras recibir la negativa de los socialistas.

El BNG también se pronunció ayer sobre las cuentas mostrando su preocupación por el retraso en ese modificativo que sería para garantizar el pago de los convenios a las entidades sociales. La no aprobación de las cuentas «dará lugar a unha situación de incerteza para os colectivos que anualmente asinan convenios co Concello», dicen recordando la necesidad de presentar un modificativo. «Mais a aposta do executivo é fialo todo á aprobación da súa proposta de orzamentos para 2019 cando non ten chegado a ningún acordo para que isto aconteza», dicen desde el BNG.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El presupuesto municipal de A Coruña tropieza también en la comisión antes del no del pleno