A Coruña / La Voz

La estampa de los contenedores de basura llenos y rebosando desperdicios irá desapareciendo poco a poco durante los próximos días. Los trabajadores de Cespa, empresa que presta el servicio de recogida y limpieza, indican que cuentan con normalizar la situación como muy tarde este fin de semana.

Durante la noche del martes al miércoles, 18 camiones han podido realizar su ruta y retirar cerca de 180 toneladas de desperdicios de las calles -habitualmente se recogen 250-, pero todavía quedan alrededor de 200 pendientes de recoger. Un total de cinco barredoras, de las nueve de las que se dispone, han realizado su trabajo, si bien una ha tenido que regresar por una avería junto a dos camiones. 

Plantilla y empresa llegaron a un acuerdo en la noche del lunes para restablecer la actividad. Los trabajadores reclamaban medios para poder trabajar en condiciones de seguridad, pues el material del que disponen está obsoleto y en malas condiciones en su mayor parte. La compañía anunció la contratación inmediata de tres mecánicos para apoyar en el taller y anunció que aportará más y mejor material a los trabajadores.

«No se puede hacer magia»

Las medidas anunciadas bastan, indicaba Miguel Ángel Sánchez, secretario general de STL, el sindicato mayoritario de la limpieza, pero también entiende que ahora hará falta paciencia. «No se puede hacer magia», dijo. La maquinaria de la que disponen sigue siendo la misma y el mantenimiento adecuado no se puede hacer en toda ella de un día para otro.

Así, en la madrugada de ayer, tras los primeros trabajos, trataron de sacar a la calle 29 camiones para recoger los contenedores. Si embargo, solo 15 presentaban unas mínimas condiciones, si bien siete de ellos acabaron volviendo a la base antes de tiempo por distintos problemas. Finalmente solo ocho vehículos hicieron el recorrido cuando la cifra habitual en la ciudad es de 25.

Fuentes de la plantilla indican que ayer se recogieron 150 toneladas de residuos cuando un día normal son unas 220. Durante los tres días anteriores quedaron unas 450 toneladas sin retirar de los contenedores. La empresa pidió disculpas a los ciudadanos por las molestias generadas estos días. Ayer las calles todavía estaban en su mayor parte con los contenedores abarrotados de basura. La lluvia, indicó Sánchez, tampoco ayuda a agilizar la recogida de los residuos que se acumulan a la intemperie, pues las bolsas y cajas se rompen con más facilidad.

El servicio de recogida de basura y de limpieza viaria es el contrato de mantenimiento más caro de los que tiene el Ayuntamiento. Asciende a unos 10 millones de euros anuales. Ese contrato expiró en enero del 2017 sin que desde entonces se haya sacado un nuevo concurso. El gobierno local anunció diversas mejoras en el próximo, pero todavía no se ha convocado y desde enero del 2017 las facturas de la basura se pagan con reparos de intervención, sin contrato y mes a mes.

La empresa, Cespa, sigue prestando el servicio mientras no se cierra el próximo concurso, pero en una situación de interinidad, sin saber si seguirá o no, que no motiva la realización de inversiones para renovar el material que emplean sus trabajadores.

La semana pasada una barredora perdió los frenos y la conductora la acabó empotrando contra un talud para evitar accidentes más graves. Hace meses falleció uno de los ocupantes de un camión de recogida de basura. En los talleres de Cespa en A Coruña se acumula la maquinaria en mal estado. Desde la plantilla indican que hay barredoras que han perdido hace tiempo su capacidad de aspiración y que, aunque salen a la calle, ya no limpian los residuos, tan solo los esparcen por la vía pública. 

Los trabajadores rechazan el plan del Ayuntamiento

El plan del Ayuntamiento de licitar por separado la gestión de las básculas de Nostián, lo que supondría dividir la plantilla, es uno de los motivos que alegan los operarios de la planta para oponerse a los pliegos. El presidente del comité, Julio Maceiras, reclamó ayer a la concejala de Medio Ambiente una reunión, por la que están esperando desde el viernes, cuando se publicaron los pliegos, que solo pueden ser modificados en un plazo de 30 días hábiles.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Todavía quedan 200 toneladas de basura pendientes de recoger en las calles de A Coruña