«Los baches de la alternativa a la AP-9 por Betanzos destrozan los camiones»

Los transportistas renuncian a utilizar la N-651 porque está llena de cuestas y retrasa 20 minutos el trayecto

Antonio Señarís del Río presidente de ASCENTRA Asociación Coruñesa de Empresarios del Transporte en el peaje de la autopista AP9
Antonio Señarís del Río presidente de ASCENTRA Asociación Coruñesa de Empresarios del Transporte en el peaje de la autopista AP9
A. A.
A Coruña / la voz

Los transportistas que realizan cada día el trayecto entre Ferrol y A Coruña son uno de los grupos más afectados por el encarecimiento constante del peaje en la AP-9. «La situación que tenemos para desplazarnos entre las dos ciudades es muy grave», explica Antonio Señarís, presidente de la Asociación Coruñesa de Empresarios del Transporte (Ascentra).

La alternativa para los usuarios de la AP-9 que no quieran pagar el peaje es el puente de O Pedrido, que cruza la ría de Betanzos, empleando para ello la AC-164 y la N-651. Sin embargo, muchos transportistas no pueden utilizar dicho puente al estar limitado a vehículos de menos de 34 toneladas.

Se complica así la posibilidad de ahorrarse los 8,75 euros que hay que pagar cada vez que se viaja entre Ferrol y A Coruña. Para muchos transportistas es obligatorio en ese caso dar un rodeo por Betanzos. Desde A Coruña irían por la N-VI, llena de reducciones de velocidad y tramos semiurbanos hasta la ciudad brigantina, rodearían el casco antiguo y tomarían la N-651, hacia Ferrol, un vial con la velocidad limitada a 50 kilómetros por hora. Este no es el único problema de esta carretera. «Su estado es de total abandono, lleno de puntos negros y cruces, con riesgo para la seguridad de los conductores», cuenta el presidente de Ascentra.

Betanzos es en sí un punto conflictivo, «lleno de cuestas y curvas», explica Señarís. Pero no es el único. A los camioneros le quedan por delante núcleos como Pontedeume y Fene, este segundo otro de los lugares más poblados y con retenciones importantes que deben atravesar para completar el trayecto.

 

Llevar mercancías por la N-651 de Ferrol a A Coruña, o viceversa, utilizando la variante de Betanzos para evitar O Pedrido, supone aumentar en 20 minutos el tiempo de viaje, que pasa de 60 a una hora y 20 minutos. «Lo más destacable es el desgaste del vehículo, ya que tiene que acelerar y frenar numerosas veces», explican desde el gremio de transportistas, que también recalca el esfuerzo que supone estar pendiente de los baches del asfalto, de poblaciones con tráfico y curvas cerradas. «Los baches destrozan los camiones», afirma.

 Dos mil camiones al día

Los trucos para reducir el peaje tampoco les valen: «Gastas el doble en mantenimiento por ahorrar 60 céntimos», asegura Antonio Señarís.

Este es uno de los peajes más caros de la red de autopistas. «No hay rebajas para los vehículos pesados», recalca el presidente de Ascentra, que también señala que es habitual que algunos camiones transiten más de dos veces al día por la autopista que conecta estas dos urbes. «A veces se abonan 1.300 euros al mes por la ruta entre las dos ciudades», cuenta Señarís. Según las cifras de Fomento, 2.068 camiones realizan, de media, esta ruta cada día.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

«Los baches de la alternativa a la AP-9 por Betanzos destrozan los camiones»