El número de policías en A Coruña será este año el más bajo de la democracia

La plantilla del 091 superará el 25 % de déficit en su plantilla y la Local soportará un 15 %


a coruña / la voz

El año pasado hubo días o momentos en los que los ciudadanos llamaban al 091 y les respondían que no podían atenderles, que no había coches ni agentes disponibles. Hubo noches, según los sindicatos, que no salió a patrullar ni un vehículo rotulado. Y hubo días, muchos, que el 092 se vio en la obligación de cubrir esas ausencias y hacer cosas para las que no están llamados, ni tienen competencia para ello. Según denuncian, este año pinta mucho peor porque habrá jubilaciones y «las bajas no se cubrirán con nuevos agentes», según Sandra Castro, portavoz del SUP. Oposiciones congeladas, jubilaciones y vacaciones. Una combinación que agrava las cada vez más deficitarias plantillas.

En estos momentos, el déficit en la Policía Nacional en A Coruña ronda el 25 %, mientras que el de la Policía Local es, de momento, del 15 %. El problema más grave vendrá cuando en el 2019 se prejubilen 34 agentes municipales. El 092 cuenta en la actualidad con 409 funcionarios, mientras que el 091 tiene en nómina a 730, de los que solo 230 son mandos.

Sandra Castro explica que cada año, de media, «se jubilan en la Policía Nacional de 15 a 20 compañeros», por lo que «mucho tienen que cambiar las cosas para que todo mejore con las futuras promociones. Por muchos que vengan, no van a ser suficientes para tapar siquiera un pequeño agujero del déficit del personal que hay aquí». Empezando por los servicios de seguridad de los edificios policiales y acabando por la Policía Científica, todos tienen este problema. Para que el 091 tenga el ratio de agentes por habitante que aconseja el propio Ministerio del Interior, habría que incorporar a la plantilla coruñesa a 150 agentes. Cuando en la última oferta de empleo público solo destinaron a la ciudad a cinco funcionarios. 

Conflicto laboral

No le va mucho mejor a la Policía Local. Pese a que el Gobierno local aprobó el mes pasado una ampliación de la oferta pública de empleo del 2018 para contratar a 42 policías y que se está trabajando en una reorganización del cuerpo para hacer frente a las bajas, está ahí un conflicto laboral por las horas extras y la escasez de efectivos.

Lo más habitual es que durante la noche haya entre seis y ocho coches del 092 y tres del 091. Pero hubo muchos turnos en los que ese despliegue no llegó ni a la mitad. En peor situación está el 091, lo que obligó a las autoridades municipales a asumir funciones de la Policía Nacional. Pero eso se va a acabar. La concejala con competencias en Seguridad Ciudadana, Rocío Fraga, anunció hace unos meses que ya no están en condiciones de cubrir los huecos dejados por el 091, y que la Policía Local se dedicará a sus competencias básicas, que son tráfico y la vigilancia del cumplimiento de las ordenanzas municipales.

El secretario autonómico de CEP; Borja Varela, lamenta que el próximo concurso general de méritos de la Policía Nacional no sea suficiente. «La mayoría de los agentes son destinados a Madrid», dice al tiempo que recuerda que no solo Seguridad Ciudadana está en números rojos: otros servicios importantes, como la Oficina de Atención o UFAM, que se encarga de la atención a mujeres maltratadas, también sufren el mismo déficit. Por su parte, Alberto Pérez, secretario de Riesgos Laborales del SUP, denuncia que A Coruña «falta uno de cada cinco policías». 

El acosador de menores, que no ha vuelto a actuar, continúa sin ser detenido

La policía no logró detener aún al acosador de menores que actuó durante noviembre y primeras semanas de diciembre en la ciudad. Los agentes suponen que al saberse perseguido y ser protagonista en las redes sociales «se vio obligado a cesar en su actitud por miedo a ser capturado».

Se trata de un hombre de entre 40 y 45 años, tiene el pelo corto del que asoma una coronilla, mide alrededor de 1,70 y a veces usa gafas de pasta. Acosó a diez adolescentes en diferentes barrios, principalmente en las zonas de Juan Flórez, Monte Alto, los Mallos o Elviña. La policía lo busca desde el minuto uno y aún no ha dado con él. Hicieron batidas, llevan su retrato robot en el salpicadero de la patrulla e incrementaron su presencia en los alrededores de los centros educativos, que es donde actúa. Pero nada.

Esa búsqueda hasta ahora infructuosa mantiene en vilo a padres y madres de colegios e institutos. Hasta el punto de que muchos cambiaron sus costumbres. Hay padres que desde que saben de su presencia acompañan a sus hijas al colegio.

El perseguido actuó siempre en las cercanías de un centro educativo, quedando apostado en una calle con poco tránsito. En cuanto ve aparecer una niña sola, le pregunta por una calle o por una tienda. Intenta ser simpático y le ofrece a la menor la posibilidad de hacer una sesión fotográfica con él. En cuanto las adolescentes le dicen que no, las agarra y, con tono más serio, insiste en la sesión. Afortunadamente, en los diez casos habidos hasta ahora, el acoso acabó ahí y no fue a más.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El número de policías en A Coruña será este año el más bajo de la democracia