La antigua cárcel vuelve a echar el cierre

Proxecto Cárcere abandona temporalmente la gestión por las trabas de Ayuntamiento y Xunta a su actividad


A Coruña / La Voz

Proxecto Cárecere anunció que cesa temporalmente las actividades que venía desarrollando en la antigua prisión provincial. La entidad se había hecho con la gestión del edificio mediante un concurso que está judicializado después de que el PP denunciara que se había preparado el pliego a dedo. El caso todavía no está resuelto.

La entidad indica que durante los seis meses que llevan funcionando el Ayuntamiento no les ha conseguido aclarar cuál es el procedimiento preciso de comunicación de las actividades que organiza Proxecto Cárcere allí. Para cada una de ellas, indican desde la entidad, presentan un formulario por registro, pero pese a ello siguen teniendo trabas sin conseguir reunirse, pese a haberlo solicitado en varias ocasiones, con los responsables políticos de María Pita. Los ediles de la Marea no los han recibido, sí lo hizo finalmente el director de área de Rexeneración Urbana, quien les facilitó verbalmente un protocolo de comunicación. Cuando lo pusieron en marcha volvieron a recibir pegas porque, les dijeron, se estaría incumpliendo una normativa autonómica.

La entidad lamenta que Ayuntamiento y Xunta no se pongan de acuerdo sobre los protocolos y ante la actual situación han decidido cesar la actividad que venían desarrollando. Esperan, dicen, que el parón sea breve y se pueda resolver el problema. 

La Marea, obligada a ordenar el cese 

Desde el gobierno local han explicado que «a cesión do cárcere provincial ao Proxecto Cárcere realizouse nunhas condicións moi concretas, que permiten unicamente a realización de actividades puntuais e esporádicas suxeitas a comunicación previa por parte da entidade. O procedemento é claro e así se trasladou por parte de diferentes departamentos do Concello ao Proxecto Cárcere nos constantes contactos coa entidade». Además señalan que «a última solicitude, para actividades no mes de decembro, non se puido autorizar por falta de documentación. Debido a isto, o Concello veuse na obriga de non poder autorizar estas actividades e ordenar o cese provisional das mesmas».

Ademais, o departamento de Patrimonio da Xunta de Galicia pronunciuse nos ultimos días a unha cuestión formulada polo Concello sobre a instalación de elementos provisionais para permitir a accesibilidade no cárcere, que denega. Na mesma resolución, a Xunta estima (nunha valoración que excede o ámbito da consulta plantexada) que os usos socioculturais na antiga prisión non están autorizados e, polo tanto, non son admisibles. O Concello acata a resolución pero a recurrirá xa que considera que a clasificación urbanística do inmoble como equipamento si permite a celebración de usos socioculturais de maneira puntual e esporádica.

En canto á relación co SIEP, o Goberno local mantén os contactos precisos, entre os que haberá unha xuntanza técnica a comezos do ano, para estudar os termos da continuidade do acordo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La antigua cárcel vuelve a echar el cierre