Veinte mil multas este año en la Marina

Las sanciones de la cámara bajan, pero siguen siendo la principal causa de penalización


A Coruña / La Voz

Las multas de las cámaras de la Marina y el Parrote volverán a ser al cierre del 2018 la principal causa de sanción en la ciudad. El año acabará con unas 20.000 infracciones registradas por los dos dispositivos -iban algo más de 18.000 en noviembre-, lo que permitirá al Ayuntamiento recaudar entre uno y dos millones de euros. La pena por pasar por allí sin tener permiso asciende a cien euros, la mitad si se recurre al pronto pago.

La cifra es abultada si se compara, por ejemplo, con los expedientes policiales por estacionar en doble fila, un mal endémico en la ciudad. En ese caso fueron poco más de 1.200 en todo el año, 16 veces menos que por pasar ante las cámaras que vigilan la zona peatonal.

Con todo, las cámaras aflojaron su actividad sancionadora con respecto al año pasado. El 2017, que no fue para ellas un ejercicio completo -empezaron a funcionar el 3 de abril-, se cerró con más de 36.000 multas a otros tantos vehículos. Es decir, que los dispositivos distribuyen hoy cerca de la mitad de los boletines que enviaban el año pasado.

La merma es significativa, pero el volumen total de las dos cámaras sigue siendo muy elevado en comparación con el resto de la actividad policial. En el 2016, por ejemplo, se pusieron en A Coruña un total de 28.021 multas, de las que unas 25.000 son de tráfico y el resto está vinculado a otros motivos. Las 20.000 de la Marina del 2018 se acercan bastante a esa cifra total.

Ese sistema de control generó abundantes quejas durante sus primeros meses de vida. Entre sus víctimas se encontraban algunos vecinos con permiso para circular. El caso más extremo fue el de una pareja de octogenarios a los que les impusieron 21 sanciones. El Ayuntamiento, para ahorrar costes de envío, se las notificó en dos tandas meses después de cometidas las infracciones, por lo que, desconocedores de que estaban haciendo algo mal, siguieron circulando y acumulando multas. Pagaron más de mil euros.

El segundo incidente tuvo que ver con el mal funcionamiento de la cámara del Parrote, que multó a los coches que salían por allí desde el párking cuando lo tienen permitido. Fueron cientos los sancionados. Primero el Ayuntamiento dijo que tenían que recurrir y días después anuló las sanciones de oficio.

Finalmente, la gran cantidad de multas generó un creciente malestar en foros de turismo, porque muchos visitantes entraban sin saberlo en una zona prohibida y algunos pasaban más de una vez. Las cámaras, finalmente, aprietan menos, pero siguen disparando a discreción.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Veinte mil multas este año en la Marina