El primer instituto de A Coruña

Fue inaugurado en 1862 y estaba en la calle Herrerías, en el palacio de Camarasa


Por fin lo consiguieron. A comienzos de diciembre de 1862, autoridades, profesores y alumnos se reunieron, por Real Orden del 13 de noviembre de ese año, para la solemne apertura de curso en el recién creado Instituto de Segunda Enseñanza de A Coruña. Abría sus puertas en el palacio de Camarasa, situado en la calle Herrerías (donde hoy está el CEIP Cidade Vella). De dos plantas y con jardín, había sido comprado por el Ayuntamiento con el reparto de 123 títulos, por valor de mil reales de vellón cada uno, entre destacados coruñeses y que después iría amortizando. Era una obra colectiva.

Los primeros institutos en España fueron implantados a partir de 1835 y se consolidaron, siguiendo un modelo uniprovincial, con la Ley de 1845. En Galicia el precursor fue el de Lugo; creado en 1842 sería suprimido en 1848, abriéndose en su lugar el de Monforte hasta que en 1862 se volvería a trasladar a Lugo. Después, en 1845 empezarían a funcionar el Ourense, el de Pontevedra y el de Santiago que, asociado a la Universidad compostelana, no operaría como institución propia hasta 1847.

En A Coruña, las investigaciones de la profesora Isabel Ruso nos permiten conocer el arduo proceso de consecución. Ya desde 1845 se solicitó su creación al gobierno de Narváez y se repetiría la petición en 1851 al gobierno de Bravo Murillo, en 1853 a los gabinetes conservadores de ese año y en 1858 al gobierno de Armero. A pesar de contar con el apoyo vecinal y de las autoridades locales, siempre en Madrid se desestimó la demanda, argumentando cuestiones presupuestarias y la existencia del Instituto de Santiago. A estas razones legales y económicas debemos añadir, como hipótesis personal, cierta inquina ideológica: todos los gobiernos que rechazaron la reclamación coruñesa estuvieron presididos por moderados de derechas enemigos de los liberales progresistas, facción que contaba con muchas fuerzas en la ciudad herculina. Sería en 1862, en un gobierno de Unión Liberal presidido por O'Donnell, cuando las peticiones coruñesas serían atendidas. Por Real Orden del 8 de agosto de 1876 fue declarado provincial. En 1877 estudiaban en él 243 alumnos y poseía un laboratorio de física, otro de química, un gabinete de historia natural, un jardín botánico, un observatorio meteorológico y una biblioteca de dos mil volúmenes. Ahí estarían hasta la construcción, en la plaza de Pontevedra, del actual Instituto da Guarda, de 1890.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
16 votos
Comentarios

El primer instituto de A Coruña